Afectados por derrame petrolero esperan respuesta de Pdvsa

El vertido de crudo en el río Güibimba causó severos daños al ecosistema Foto: Cortesía

A casi dos años de un derrame petrolero ocurrido en el río Güibimba, ubicado en el sector Los Mangos del municipio Freites, en Anzoátegui, unos 50 campesinos y productores afectados por los daños ambientales siguen esperando respuestas de Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa), informa El Tiempo.

La denuncia fue hecha por el presidente del Comité de Usuarios de Freites, Francisco Landaeta, quien también funge como apoderado judicial de uno de los productores perjudicados y explicó que la fuga de crudo se produjo el 30 de enero de 2011 cuando se rebosó la fosa M11-23, perteneciente a la empresa Pdvsa Petrozumano S.A.

“Desde entonces comenzaron los reclamos de los afectados. Pero además, existe un precedente, pues en el caso de la finca La Candelariera, contigua al afluente, su propietario había alertado desde 2007 sobre los severos daños ecológicos ocasionados por los vertidos de hidrocarburo que provocaron la muerte de animales”.

Landaeta dijo que aun cuando la estatal petrolera contrató varias empresas para sanear el área afectada y las labores se extendieron a lo largo de ocho meses, los efectos nocivos continúan, pues las fugas persisten.

“Hay tuberías y fosas que filtran y derraman hidrocarburos que caen directamente en el río Güibimba. Solicité la intervención del Ministerio del Ambiente, con el fin de que se realizaran las inspecciones pertinentes. Estas se efectuaron el 2/12/2011 y en virtud de la omisión de Petrozumano en atender las exigencias de las autoridades,  se hizo una nueva visita al lugar el 21/8/2012”.

Destacó que según los informes técnicos emanados y contenidos en los oficios N° 0021 y 0033 emitidos por el Minamb, la degradación ambiental persiste y “es aun más evidente tanto a nivel de la flora como en la fauna”.

Indicó que transcurridos un poco más de 21  meses del derrame, los  productores de la zona están a la espera de las pruebas de agua y suelos exigidas a la petrolera.

El abogado señaló que el 25 de septiembre de 2012 formularon la denuncia  ante la Fiscalía XXI del Ministerio Público, con sede en El Tigre, según consta en  el expediente 03-DDA-F21-0306-2012.

Pérdidas

El productor Antonio García, dueño del fundo La Candelariera, dijo que han tenido “pérdidas cuantiosas” por el derrame petrolero y ha sido imposible retomar los proyectos en materia de ganadería. Están cuantificando las pérdidas.

“Han muerto varias reses y nadie responde por esto. Apenas el pasado 8 de octubre murió un toro valorado en una suma que oscila entre 15 y 20 mil bolívares”.

Señaló que no han tenido garantías de la efectividad de los trabajos de saneamiento, pues en muchas zonas continuaron observando manchas de crudo, tanto en las aguas como en los suelos.

“Hemos tenido que encerrar  al ganado y lo tenemos hacinando por temor a que consuma agua contaminada. Pero eso no lo podemos hacer con  otras especies que andan libres  como son los conejos y venados. Siguen expuestos a sufrir por los daños causados al ecosistema”, dijo.