El brillante militar de EEUU, David Petraeus

EFE

Un motivo personal, una relación extra matrimonial, ha llevado hoy al general de cuatro estrellas estadounidense David Petraeus, uno de los más prestigiosos militares del Ejército de ese país, a dimitir como director de la CIA, cargo que ocupó desde abril de 2011 hasta hoy.

Hijo de un marino holandés que llegó a Estados Unidos tras la II Guerra Mundial, nació en el estado de Nueva York el 7 de noviembre de 1952 y, desde su juventud, destacó por su facilidad para practicar todo tipo de deportes y sus buenas dotes intelectuales.

Se licenció como segundo teniente en 1974 en la academia militar de West Point, donde fue una estrella del esquí, el fútbol y donde acabó como el décimo mejor expediente de su promoción.

Dos meses después de su licenciatura, contrajo matrimonio con su mujer, Holly Knowlton, con quien ha tenido dos hijos.

En paralelo a su ascenso en la carrera militar, obtuvo en 1987 su doctorado en la Escuela Woodrow Wilson de Asuntos Públicos e Internacionales de la Universidad de Princeton con la tesis “El Ejército estadounidense y las lecciones de Vietnam”.

Cuatro años antes ya había sido distinguido con el galardón al estudiante más brillante de la universidad para Mandos y Generales del Ejército.

Petraeus ejerció puestos de responsabilidad, como el de adjunto al Jefe de Estado Mayor de la Fuerza de Estabilización de la OTAN en Bosnia o Jefe de Operaciones de la Fuerza de la ONU en Haití.

En 2003 fue destinado al norte de Irak, al mando de la División Aerotransportada 101. Además, ha dirigido unidades de infantería mecanizada y de asalto aéreo en Europa, Estados Unidos y Oriente Medio.

En junio de 2004, fue designado primer comandante del Mando Multinacional para la Seguridad en la Transición de Irak, hasta que apenas un año más tarde, fue de nuevo destinado a Estados Unidos al frente del Centro Combinado de Armas, considerado el centro intelectual del Ejército.

Desde allí, ayudó a redactar el manual que maneja el Ejército contra la insurgencia en Irak.

En otoño de 2005, fue reconocido por la publicación “US News and World Report” como uno de los 25 mejores líderes en Estados Unidos.

El 5 de enero de este año, se conocieron las intenciones del entonces presidente de Estados Unidos, George W. Bush, de situarlo al frente de las tropas en Irak, que fue finalmente confirmado por el Senado a finales de enero.

El 10 de febrero de 2007 asumió el mando de estas tropas y en septiembre de 2008 lo traspasó al general Raymond Odierno, después de que el Senado autorizase el 10 de julio de ese año su nombramiento como nuevo jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos.

Ocupó el cargo, que incluía las operaciones castrenses de Estados Unidos desde el este de África al Golfo y Afganistán, hasta el 23 de junio de 2010 cuando el presidente Barack Obama, le eligió para reemplazar al general Stanley McChrystal como comandante de las tropas de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán.

El 27 de abril de 2011, la Casa Blanca confirmó su designación como director de la CIA en sustitución de Leon Panetta quien fue nombrado secretario de Defensa.

El 9 de noviembre de 2012 presentó su carta de renuncia al presidente Barack Obama, tras reconocer que había tenido una relación fuera de su matrimonio.

EFE