Gobernador de Carabobo exige justicia ante el asesinato de PoliCarabobo en La Romana

El Gobernador de Carabobo, Henrique Fernando Salas Römer, exigió justicia por la muerte del oficial Díaz Sequera y solicitó una investigación a las instituciones del Estado para que trabajen unidas, con el objetivo de determinar cómo una banda portaba un Fusil Automático Liviano (FAL) e identificar a los ocho delincuentes que lograron escapar, durante el intento de secuestro de un comerciante árabe en la zona sur de Valencia el pasado jueves, específicamente en el sector La Romana.

El mandatario regional acudió durante la tarde del viernes a la Funeraria Quo Vadis, donde se realizó el velorio del funcionario, para presidir el acto de ascenso post mortem a Oficial Agregado, así como la entrega de la Cruz de la Policía de Carabobo en su primera clase, en reconocimiento a su trayectoria profesional y por haber fallecido en el ejercicio de sus funciones.

Richard Javier Díaz Sequera, de 31 años de edad, estaba adscrito a la Unidad de Apoyo Motorizado Norte, y tenía 5 años de servicio en la institución estadal. “El Gobierno Nacional, el Ministerio Público y los organismos de seguridad dedicados a la investigación, deben trabajar unidos para identificar a los responsables de este crimen, quienes aparentemente pertenecen a una banda organizada procedente de Maracaibo”, aseguró el Gobernador de Carabobo.

“He ordenado a la Policía de Carabobo que agilice las averiguaciones para encontrar a los ocho delincuentes que escaparon, porque tienen que pagar las consecuencias. También quiero reconocer la valentía de nuestros funcionarios que participaron en un intercambio de disparos, donde fueron ultimados dos de los delincuentes involucrados”, destacó el mandatario regional.

“Durante el 2012 han sido asesinados por el hampa 18 agentes de la fuerza armada policial de Carabobo; además han caído 329 funcionarios, entre policías y militares, en todo el país. En nuestro estado, entre azules y municipales, han caído en el ejercicio de sus funciones un total de 42 efectivos, lo que representa una cifra muy alta y esta situación no puede seguir ocurriendo”, alertó Henrique Fernando Salas Römer.

El Gobernador conversó con los familiares de la víctima, así como con los funcionarios de la Policía de Carabobo que se encontraban en la funeraria: “Hace dos semanas tuve el honor de conocer a Richard en la Villa Olímpica, y estábamos conversando sobre una ayuda que necesitaba su prima para una operación. Me di cuenta que era una persona que amaba a su familia y siempre tuvo una actitud honesta en el ejercicio de sus funciones. Puedo decir que él era uno de los funcionarios más queridos en la institución, y la gran cantidad de personas que ha venido a despedirlo, así lo demuestra”.

El mandatario regional cargó el ataúd del funcionario, en compañía del comisario Pedro Bencomo, comandante general de la Policía de Carabobo y otros colegas del fallecido, para rendirle los honores al oficial agregado Richard Javier Díaz Sequera, cuyos restos fueron despedidos por sus compañeros.

Prensa Gobernación de Carabobo