Marineros de la “Libertad” intentaron disuadir con armas a funcionarios de Ghana

Foto: Archivo

La tripulación de la fragata argentina Libertad, retenida en Ghana desde hace más de un mes por orden judicial, disuadió con armas un intento de las autoridades portuarias de trasladar la nave a otro embarcadero, informaron hoy fuentes oficiales.

El Ministerio de Defensa indicó que, tras cortar el agua y la luz, “dos remolcadores se aproximaron a la fragata y personal de amarre se acercó con la intención de abordarla” a primera hora del miércoles.

“Frente a estas circunstancias, en que por vía de hecho, la autoridad portuaria ghanesa pretendía abordar el buque y trasladarlo forzadamente, sin una orden judicial firme que lo avale, se impartió la orden de que la tripulación se exhibiera en cubierta, con su armamento regular, a los fines de disuadir cualquier tentativa de abordaje”, dijo el Ministerio en un comunicado.

Previamente, el comandante había ordenado levantar la planchada que permite el acceso a la nave, pero “los empleados del puerto ubicaron una grúa con el propósito de abordar el buque”, añadió la misma fuente.

El ministro de Defensa argentino, Arturo Puricelli, se comunicó con su par ghanés, Joseph Henry Smith, para “detener las medidas de fuerza que ilegítimamente estaban siendo llevadas a cabo por autoridades locales, como es el traslado compulsivo y la interrupción de suministros básicos, acciones que implican una clara violación a nuestra soberanía y un acto de hostilidad”.

A día de hoy, transcurridos dos días, la situación en el buque escuela de la Armada “es de absoluta tranquilidad” y funcionan todos los servicios de luz, agua y cámaras frigoríficas, precisó el Ministerio de Defensa.

El Tribunal Superior de Accra autorizó el pasado lunes el traslado de la fragata a fin de dejar espacio a otros barcos en el puerto de Tema, el mayor del país africano.

El Gobierno argentino apeló el fallo y alegó que el personal a bordo, sólo 44 tripulantes y el capitán, es insuficiente para mover la embarcación.

La fragata Libertad se encuentra retenida en el puerto de Tema desde el pasado 2 de octubre, cuando la Justicia ghanesa aceptó la demanda de embargo interpuesta por el fondo NML.

Este fondo reclama a Argentina una deuda de 284 millones de dólares más intereses por bonos soberanos que entraron en mora al final de 2001, en medio de una severa crisis económica.

El Gobierno argentino sostiene, sin embargo, que las autoridades ghanesas incumplen la Convención de Viena al no garantizar la inmunidad de un buque de la Armada, como es la fragata “Libertad”, y sopesan denunciar a Ghana ante el Tribunal de los Derechos del Mar, en Hamburgo.

La Justicia ghanesa argumenta que Argentina renunció a la inmunidad diplomática de sus bienes al emitir sus bonos soberanos.

EFE