Una manada de elefantes borrachos destruyó casas y plantaciones

El pueblo Dumurkota, en India, sufrió un ataque insólito. Una manada de 50 elefantes borrachos destruyó casas y plantaciones de campesinos locales. Los animales habían llegado hasta plantaciones de té y arroz en busca de agua y comida, pero terminaron bebiendo unos 500 litros de licor, al que encontraron en una tienda, atraídos por su aroma dulce, informa larazon.com.ar.

Los paquidermos, saquearon el local y se bebieron 18 barriles del espirituoso elixir. El efecto fue devastador: enloquecidos entraron en Dumurkota y destruyeron al menos tres casas intentando conseguir más alcohol. Además, pisotearon las plantaciones de los habitantes.

Los agentes de Policía que llegaron para calmar a los animales y devolverlos a su manada informaron que los elefantes eran sólo una parte de una comunidad numerosa cuya ruta migratoria pasaba cerca de la ciudad.