Brian Fincheltub: Chantaje Inconstitucional

Porque dejen de cumplir la constitución nosotros no dejaremos de recordársela. La carta magna, antes defendida desde el poder,  pasó a ser una pieza más de utilería, que se exhibe cuando se dan discursos en algunos actos oficiales. Pero a decir verdad poco les importa lo que la constitución diga y cuando va en contradicción con la voluntad del líder menos aun. Hacen lo que quieren y ni las apariencias guardan, hace mucho la clase política gobernante perdió la brújula y en su desconcierto busca arrastrar a todo un país a la nada. El proyecto nacional que dibujaba la ley fundamental fue suplantado por un simple dibujo libre, donde un solo hombre con mano zurda traza líneas torcidas.

Lo que no se reclama se pierde y los derechos son los primeros en peligrar. Esos que no me cansaré de repetirlo, no se los debemos a alguien en especial, nos pertenecen por el solo hecho de ser venezolanos, humanos y libres. Hay quienes quieren que uno agradezca porque el Estado de vez en cuando nos garantiza ciertos derechos, sin entender la lógica de la ciudadanía, donde nada es una concesión. Quienes deben agradecer la pasividad de la gente son los gobernantes, que muchas veces abusan de la confianza depositada en ellos.

Nuestra constitución es clara, no amerita interpretaciones, en su artículo 167 establece la obligatoriedad del situado constitucional como un derecho que tienen las regiones y municipios para dar respuesta a las demandas de su población. No es capricho de unos caudillos provincianos que le bajen los recursos, eso era en el siglo XIX. Es ley que debe cumplirse, más cuando los votos de quienes eligen a gobernadores y alcaldes tienen el mismo valor que los votos que eligen al presidente.

La situación en la gobernación de Miranda no es distinta a otras gobernaciones y alcaldías que no pertenecen al partido de gobierno. El chantaje es claro: asfixiar económicamente a los pueblos que no han votado rojo, para torcerles el brazo y obligarlos a cambiar de opinión por las malas. Desde hace semanas el gobernador, Henrique Capriles Radonski, viene reclamando los recursos necesarios para pagar aguinaldos a los trabajadores de la gobernación de Miranda, hasta hace poco desde el gobierno no hubo respuesta administrativa, sino política, donde el vocero fue el vicepresidente que más le arrebató recursos a las regiones, el hoy candidato por el PSUV a continuar la obra de destrucción de Diosdado en Miranda: Elías Jaua.

El candidato oficialista es tan irresponsable, que aun cuando su jefe no había aprobado recursos para las regiones, se atrevía a hablar de corrupción y desorden  administrativo. No fue hasta el 5 de noviembre que el centralismo aprobó la mitad de la deuda para cancelar aguinaldos -300 millones de bolívares-  pero días antes el exvicepresidente aseguraba que Capriles tenía el dinero ¿Este irresponsable puede ser gobernador de Miranda?

El chantaje y la mentira son las armas del gobierno contra el pueblo mirandino. Con un cinismo sin límites se atreven a enviar mensajes a los trabajadores, mientras les cierran el grifo desde Miraflores. Pero la gente sabe cuál es su modus operandi, sabe que ellos son los mismos que dejaron en ruinas el estado hace cuatro años y que los mueven solo intereses personales. Miranda seguirá firme, aquí nadie doblará las rodillas para exigir lo que nos pertenece y el centralismo tendrá que reconocerlo tarde o temprano. De tu voto depende que lo entreguemos todo o sigamos luchando por una Miranda donde la prioridad sigas siendo tú, no los caprichos impuestos a dedo desde un palacio.

[email protected]

@Brianfincheltub