Ceremonia privada en honor a joven paquistaní Malala

(foto archivo)

Los estudiantes de la escuela de la joven militante paquistaní defensora de la educación de las niñas, Malala Yusafzai, hospitalizada en Gran Bretaña tras sobrevivir milagrosamente a un ataque de un talibán, rindieron este sábado una ceremonia privada en su honor a pesar de las amenazas.

Pakistán celebraba este sábado el “día de Malala”, en honor de la adolescente de 15 años herida de bala el 9 de noviembre en Mingora, principal ciudad del valle de Swat (noroeste de Pakistán) por un asesino enviado por el Movimiento de los Talibanes de Pakistán (TTP), grupo fundamentalista opuesto a la educación de las mujeres.

“Dedicamos una oración especial y encendimos velas por Malala. Todos los estudiantes de la escuela estaban presentes… pero no se trató de una ceremonia abierta al público ya que nuestra escuela y nuestros estudiantes siguen amenazados”, dijo a la AFP Mariam Jalid, directora del colegio Khushhal al que asistía Malala.

Ningún otro acontecimiento estaba previsto el sábado en Mingora por el día mundial de apoyo a la joven y a las más de 32 millones de jóvenes en el mundo que no tienen escuelas.

Sin embargo en los colegios de los alrededores los alumnos elogiaban a la joven militante.

“Es una heroína de nuestro país, representa la identidad del valle de Swat y los pashtún”, principal tribu del noroeste paquistaní, declaró a la AFP Abaidulá, de 15 años, estudiante de la academia Saroosh, situada a un centenar de metros del colegio de Malala.

“Desde el ataque tenemos aún más coraje para estudiar y llevar a cabo su misión, la de propagar la educación”, dijo Asma Jan, estudiante de 12 años.

Malala Yusafzai, cuyo ataque fue unánimemente condenado, se dio a conocer en el mundo con un blog en urdú, alojado en la página web de la BBC, en el que denunció los actos de violencia cometidos por los talibanes en el valle del Swat, que dominaron entre 2007 y 2009, y ha recibido varios premios. AFP