Se acerca un eclipse total de sol

Imagen de archivo del eclipse solar completo en Isla de Pascua en 2010

Después de más de dos años sin eclipses totales de Sol, el martes 13 de noviembre habrá uno nuevo que esta vez será visible en Australia, Nueva Zelanda, Pacífico Sur, Antártida y sur de Sudamérica, pero que gracias a internet llegará a todos los hogares, informa abc.es.

El máximo del eclipse se producirá a las 23:11 horas peninsular, en pleno Océano Pacífico y tendrá una duración de 4 minutos y 2 segundos, con el Sol a 68 grados sobre el horizonte, según el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

Un eclipse solar tiene lugar cuando la Luna pasa entre el Sol y la Tierra y oculta, de forma parcial o total, el Sol desde nuestro punto de vista, informa Noemí Gómez de Efe.

Esto ocurre solo cuando hay Luna Nueva (la Luna está entre el Sol y la Tierra) y el Sol y la Luna están perfectamente alineados, visto desde la Tierra.

En un eclipse total de Sol, el disco solar es tapado totalmente por la Luna y en un eclipse parcial o anular, sólo una parte del Sol es oscurecida. Si bien este fenómeno sólo se podrá ver en algunos lugares, gracias a internet llegará a todos los hogares.

El investigador del IAC y administrador del Observatorio del Teide, Miquel Serra-Ricart, coordinará la expedición que observará y transmitirá en directo (a partir de las 20:45 horas) y a través de internet, desde el noreste de Australia el eclipse total de Sol.

Y esto será gracias al proyecto europeo GLORIA, con participación del Instituto de Astrofísica de Canarias, que permitirá ver este fenómeno desde cualquier lugar que tenga conexión a internet.

GLORIA, liderado por la Universidad Politécnica de Madrid, ha elegido como destino final de observación el noreste de Australia, en los alrededores de la ciudad de Cairns (estado de Queensland).

Claves para seguir el eclipse

Los puntos de observación serán tres, uno estará situado en la costa y los otros dos en la zona interior. La Asociación Shelios se encargará de la organización teórica y práctica de la expedición, coordinada por Serra-Ricart.

Vídeos e imágenes del eclipse serán transmitidos en directo por internet —desde este enlace— desde Australia, para que todo el mundo tenga la oportunidad de presenciar el fenómeno.

Los astrónomos de las expediciones harán comentarios en vivo, en español e inglés, durante las transmisiones, que podrán seguirse en el portal de GLORIA.

Miquel Serra ha explicado a Efe que desde donde él y su equipo van a estar ubicados el eclipse total, durará alrededor de dos minutos, mientras que la parcialidad -imagen del Sol parcialmente tapado- durará mucho más, alrededor de dos horas.

Durante los eclipses, ha continuado, es posible estudiar la cromosfera -zona superior de la envoltura gaseosa del Sol- y sobre todo la corona que normalmente no son visibles desde la Tierra, pues la luz de la fotosfera solar -capa externa del Sol- las oculta.

Para Javier Armentia, del Planetario de Pamplona, se trata de un «espectáculo precioso» aunque sea sólo de unos minutos, un espectáculo que, ha advertido, se puede observar sólo con filtros especiales porque «mirar al Sol sin protección siempre es peligroso».

Este investigador, quien ha apuntado que en España no se verá un eclipse total de Sol hasta la próxima década, ha destacado a Efe, asimismo, la oportunidad divulgativa que ofrecen este tipo de eventos.

El anterior eclipse total de Sol se produjo el 11 de julio de 2010 y fue visible principalmente desde isla de Pascua. El del 13 de noviembre no es el único eclipse de este otoño, ya que habrá uno penumbral de Luna que se dará dos semanas más tarde, el 28 de noviembre, según el Instituto Geográfico Nacional