Marta Colomina: “Regalos” de Chávez a sus electores

Concluida la campaña presidencial aún persisten en los medios públicos y privados abusivos anuncios del Gobierno sobre la “Patria Nueva” que habría nacido gracias a los 14 años de Chávez en el poder y cuyos indicadores en materia de felicidad y bienestar superarían la ficción de “Alicia en el país de las maravillas”. La distribución del electorado vuelve a mostrar que el 7-O Chávez “atrajo” el voto de los más “pobres”, aunque visto el secuestro de los cientos de miles de votos “asistidos”, el remolque de los atemorizados inscritos en el coercitivo plan de viviendas y el resto de las misiones inventadas el último año con fines estrictamente electorales, bien podemos decir que Chávez creó una nómina que acoge a una legión de asalariados electorales muy superior a la nómina oficial de empleados públicos

Aún con esta práctica de Papá Noel electoral, los indicadores de cómo recibirán esos 8 millones y pico de electores el nuevo año 2013 apuntan a que no hay cena gratis. El agudo periodista Francisco Olivares nos lo adelanta con un texto lapidario: “con ocho millones de manos extendidas el Gobierno inicia un nuevo período con una herencia de 232 mil millones de dólares de deuda que es la más importante obra de esta lúcida gerencia bolivariana” (EU 03-11-12). De seguidas relata los paros de noviembre y los que seguirán. Los trabajadores de Corpoelec iniciaron un ciclo de protestas con la consigna de la “ineficiente gestión”, acompañada de atropellos laborales, evento que se repite en casi todos los sectores públicos, empresas estatizadas, centros florentinos, refugios, aspirantes a recibir viviendas, universidades, etc. “Tal parece -pronostica el colega- que el cheque en blanco extendido a Hugo Chávez el 7-0 se va a vencer mucho antes de lo esperado”. Y así es. Según el Observatorio de Conflictividad Social de Provea solo en octubre se contabilizaron 521 protestas y 11 huelgas de hambre: reclamos por viviendas; falta de pago a empleados públicos; fallas en los servicios (sobre todo eléctricos) y el incremento de una criminalidad desatada e impune. En octubre ingresaron 532 cadáveres a la morgue, 92 más que el mismo mes del pasado año. Un estudio de la Alcaldía de Chacao determinó que en 48,2% de los hogares del Distrito Capital hay , por lo menos, una persona afectada por delitos violentos cometidos este año).

¿Y qué va a ocurrir en 2013 con el chorro de gasto público que en forma de misiones, bonos, dinero en efectivo dado el propio 7-O, enseres, etc., recibieron los inscritos en la “nómina electoral” de Chávez? ¿Correrá el dinero y la “bonanza” como en 2012? Porque de enero a octubre de este año el gasto público por persona llegó a ser 34% superior de lo que fue en 2011. Es decir que cada venezolano recibió en promedio 34% más de bolívares de gasto, el más alto de nuestra historia en términos reales por habitante. Este año el Gobierno gastará 51% del PIB, cuando América Latina promedia 27%” ( Miguel Ángel Santos EU 2-11-12). Aún con el petróleo a $ 100, este 2012 registrará un déficit del 19% del PIB. Nos recuerda Santos que en la Grecia arruinada de hoy ese déficit es del 10%. En síntesis que, para reafirmarse en el poder, Chávez recurrió a la “emisión de monedas y billetes a mansalva” que crecieron 51% entre octubre de 2011 y el 7-O de 2012.

Vienen tiempos de mengua, el ministro Giordani anunció un presupuesto para 2013 de Bs. 396,4 millardos, el cual muestra un déficit de 32% respecto al de este año que concluirá en Bs. 525,8 millardos. ¿Cómo se distribuirá ese presupuesto de 2013? Amarremos el cinturón: cae el gasto de seguridad interna en 59,3% (regalo formidable para los pranes y sus legiones de malandros) y crece el gasto en armas de guerra (Defensa) en un 4,82 (habrá gas del bueno para las protestas). Se reduce la partida de salud (9%), educación (18%), justicia (18%) y seguridad social (misiones) cae en un 34%. Vendrán despidos de empleados públicos, según revela el presupuesto de 2013 en el cual el gasto para salarios será 20% más bajo que el de 2012. Este año el monto en salarios y beneficios laborales llegó a 79,4 millardos y el contemplado en el presupuesto de 2013 es de 63,5 millardos.

La próxima semana seguiremos con los “regalos” de Chávez en 2013, algunos de los cuales ya asoman su cabeza: la escasez medida por el BVC rozó en octubre su punto más alto en 53 meses. Así que no culpemos al Niño Jesús de la devaluación, de los despidos, de que no haya dólares ni azúcar y otros miles de etcéteras. Eso es lo que Chávez hereda de Chávez. Dirijamos nuestra indignación hacia quien corresponde, y vayamos a votar en masa por nuestros candidatos a gobernadores para que el mapa de Venezuela no se cubra de ignominia. 

[email protected]

 

Publicado originalmente en el diario El Universal (Caracas)