Salas Feo: Gobierno nacional ignora olímpicamente la situación del Lago

El gobierno nacional debe tomar medidas urgentes e inmediatas para resolver el grave problema de la carretera Güigüe-Bucarito que amenaza con hundirse totalmente. Así lo advirtió el gobernador de Carabobo, Henrique Fernando Salas Römer, quien en defensa de miles de carabobeños que viven alrededor del lago, exige al gobierno nacional que actúe ante la inminencia de derrumbe de esa importante vía.
El jefe de gobierno estuvo este domingo inspeccionando personalmente el deterioro de la carretera por efectos de la crecida del lago, acompañado de vecinos de la zona, quienes le explicaron con detalle lo que ha sucedido con el avance de las aguas. “De acuerdo con lo que me dicen, el deterioro de la vía Güigüe-Bucarito es grande, tanto que no sólo es que se come la carretera por la orilla que da al lago, sino que ya el agua está del otro lado, penetrando por debajo y socavando su base todos los días. Los vecinos aseguran que no pasarán más de dos meses para que la carretera se derrumbe por completo”.
El gobernador Henrique Fernando Salas Römer señaló que “sólo aquí en Carlos Arvelo hay más de 200 mil personas que van a quedar incomunicadas y apenas tendrán la vieja carretera nacional para el transporte de tanta gente que vive en el sector. Hay que ver que no sólo es el paso de vecinos, sino también el transporte de carga que entra y sale del municipio. También quiero señalar que el tendido eléctrico del municipio, los postes están dentro del lago y los cables cuelgan ahora sobre las aguas. Si se llega a caer alguno, todo Güigüe sufrirá un total apagón. Igual pasa que bajo las aguas del lago está el tubo matriz del acueducto regional del centro, que surte de agua potable a todo Carlos Arvelo y Aragua. Si llega a averiarse por la crecida del lago, miles de vecinos se quedarán sin agua”.
El popular “Pollo” de Carabobo,  quien estuvo recorriendo sectores populares de Güigüe, Belén, Central Tacarigua, entre otros, señaló que “el gobierno nacional está en conocimiento del problema del lago desde hace años, por todas las denuncias que hemos hecho. No sólo se trata de lo que sucede con la vía Güigüe-Bucarito, sino como esta crecida del lago afecta gran parte de Carabobo en sectores como Los Guayos, Mariara, San Joaquín, sumándose el estado Aragua. Es inexplicable que el gobierno nacional ignore olímpicamente la grave situación que provoca el problema del lago, y no haya tomado medidas a tiempo, cuando se le advirtió “.
Hablan los vecinos

Omar Acevedo, vecino del sector popular Las Tiamitas en la parroquia Central Tacarigua, denunció que, en menos de dos meses, la carretera hacia Güigüe podría colapsar de manera definitiva y exigió al Ministerio del Ambiente “que tome cartas en el asunto porque se le escapó el problema de las manos”.
El habitante del municipio Carlos Arvelo acompañó al Gobernador de Carabobo durante la inspección de la vía, y le explicó cómo el agua está socavando el asfalto y los drenajes, lo que representa un peligro para los conductores y para las comunidades adyacentes, porque el colapso es inminente.

“Durante las tardes, el fuerte oleaje del lago, como si fuera una playa, se mete hacia la carretera y aumenta el riesgo para las personas. Hago un llamado a las autoridades para que el tránsito de vehículos pesados sea restringido, porque el riesgo es demasiado grande”, aseguró el entrevistado.
“Con las fuertes lluvias que hemos tenido recientemente, se ha visto el incremento del nivel del lago y los vecinos estamos muy preocupados porque es una situación muy peligrosa”, expresó Omar Acevedo, acompañado por un grupo de habitantes del municipio Carlos Arvelo.
El denunciante mostró el colapso del asfalto y los drenajes, así como los postes y casas que fueron tapados parcialmente por el Lago de Valencia. “La carretera colapsará por completo y  las autoridades deben actuar con urgencia, porque las aguas siguen avanzando con fuerza y rápido”, destacó el entrevistado.

 

Caminando por Carlos Arvelo    

Luego de inspeccionar la carretera de Güigüe, el Gobernador Henrique Fernando Salas Römer realizó un recorrido por comunidades de Güigüe y Central Tacarigua, donde atendió las solicitudes de los vecinos y entregó diversas ayudas sociales. Visitó los sectores Pascual Molina, Coticita y Rosendo Torres.

 

En este último barrio, habló con la comunidad y les dijo: “Soy el gobernador de todos los carabobeños. De los amarillos, azules, blancos, verdes, anaranjados y también de los rojos. Cuenten conmigo siempre porque voy a estar al lado de los que más necesitan para resolver sus problemas”, les comentó el mandatario a los vecinos.

 

Luego, fue al centro de Güigüe y participó en la misa dominical oficiada en la iglesia, donde tuvo unas palabras para los presentes. A la salida, cientos de feligreses lo saludaron efusivamente, antes de partir hacia belen.