Alexander Guerrero E.: Control de cambios: Cómo depredar empresas e individuos

El control de cambio: objetivos políticos

Desde Enero 2003, cuando se eliminó la libre convertibilidad y se estableció el control de cambio, el Presidente afirmo que el control de cambio tenía objetivos políticos. Ha costado mucho tiempo para que el venezolano que requiere de la compra de divisas de manera directa para su actividad económica, como consumidor o emprendedor, comprenda el verdadero alcance de esas palabras del Presidente Chávez. Nos ha costado entonces extensas discusiones, muchos artículos, conferencias, para inducir al público a comprender, y en ocasiones a propios, que el objetivo del gobierno es el empobrecimiento. Y eventualmente la ruina de la economía privada. Acotemos que para el gobierno, la propiedad privada socialista es aquella propiedad realenga, relancina, sin organización ni mayor formalidad en sus derechos, es decir, la que depende y esta atada mercantilistamente con el presupuesto y el gasto publico.

El control político sobre la liquidez internacional, divisas en administración del BCV, se estableció, no como los anteriores controles de cambio, que antecedieron al del 2003, que fueron régimen de racionamiento, acotados sobre ciertos privilegios por preferencias, lo cual definía también el precio de la divisa en bolívares. En esta ocasión, el control político sobre el cambio, o el control de cambio con objetivos políticos, se definió como monopolio del gobierno/Estado, el criterio restrictivo, equivocado a todas luces ha sido que las divisas son del Estado, lo cual además de ser falso, sus consideraciones administrativas no fueron económicas. Bajo ese control monopólico por parte del gobierno el régimen cambiario evoluciono en una palanca de endeudamiento público.

Monopolio del Estado/Gobierno sobre el dólar de las reservas.

En esas condiciones de monopolio estatal sobre la liquidez internacional –reservas internacionales- los individuos y emprendedores para satisfacer su demanda por divisas, en virtud que sus economías son realizadas en el mercado internacional, el gobierno transformo el mercado cambiario abierto y natural en una administración del control de cambio –CADIVI-, lo cual constituyó en el único mecanismo cierto para a compra de divisas, dólares, pero bajo diversos esquemas administrativos de racionamiento. Abrió el mercado de valores para que el swap de valores nacionales en bolívares se pudieran canjear con valores denominados en dólares y así dejar el mecanismo operativo para que satisficiera la demanda de divisas, pero pagando una prima a los tenedores de títulos denominados en dólares.

De esta manera el dólar “permuta’ cambiaría de precio en la medida que el racionamiento CADIVI, o bien por razones administrativas o por demanda, se convirtiera en un cuello de botella; algo por demás esperado, quizás no por la carencia de liquidez internacional, en manos del Tesoro, PDVSA y del BCV sino por las angustias naturales causadas por la corrupción y el control en un mercado de divisas racionado. Ese mercado llamado paralelo, no era un mercado cambiario propiamente, el canje allí era de valores y la adquisición de las divisas era y es off-shore. La presencia de ciertos mecanismos de arbitraje en el llamado dólar permuta, fue disparando el precio del dólar, que en el canje era adquirido off shore.

CADIVI: a depredar a empresas e individuos.

Empresas e individuos adquirían sus divisas de esta manera, el BCV no intervenía en este mercado, por lo tanto la demanda por divisas en poder de la autoridad monetaria solo podría realizarse a través de CADIVI, independiente que en el mercado del llamado dólar permuta, el oferente final de la liquidez en dólares de esos títulos fuese o el Tesoro o PDVSA u otra institución financiera estatal.

El gobierno modificó el mercado de valores, para que el “mercado permuta” solo funcionara con canje –swap- de bonos públicos en bolívares y dólares. De esta manera, el mecanismo abría una puerta para colocar deuda pública, y deuda de PDVSA, ambas denominadas en dólares. Así el llamado dólar permuta mostraba un nexo entre el endeudamiento publico y la percepción del publico que el precio del dólar en el mercado permuta tendría a incorporar los costos de las distorsiones del control de cambio, así como el crecimiento de las obligaciones en divisas por parte del gobierno. En línea con ese argumento, el llamado dólar permuta llegó triplicar el precio del dólar racionado en CADIVI.

Que es el SITME: otro mecanismo depredador.

Es importante señalar, dadas las grandes confusiones en la opinión publica entre propios y extraños, sobre la naturaleza de este mercado permuta que hoy funciona bajo la regulación y control del SITME. Esas transacciones en bonos y valores no tienen nada que ver con un mercado cambiario con efectos monetarios, dado que la liquidez internacional administrada por el BCV no se transa por moneda nacional, ni se compra ni se vende, no habiendo en consecuencia, ni esterilización ni expansión del dinero base –base monetaria. Por lo tanto en las permutas, swaps, que operaron y operan hasta la fecha –hoy en SITME- no hay ni entrada ni salida de capitales, si no entra no sale, así de sencillo.

Con la razzia que siguió a la eliminación del llamado dólar permuta, -que paso a ser administrada por el BCV vía SITME- y de los operadores “cambiarios” de esos anos, bancos, casas de bolsas, corredores, etc., el gobierno quiso eliminar la estrecha relación que se venia dibujando entre la inflación y la evolución del llamado dólar permuta. El SITME fijo así, el canje una prima de 23% (un bolívar) sobre el precio del dólar en CADIVI, para quien utilizara el SITME para adquirir divisas off shore.

Este tapón para controlar el precio en el mercado del canje de valores –permuta- creo un mercado cambiario adicional, al cual la gente lo menciona negro, lo cual no es correcto, ese otro mercado no existe, aunque operaciones echas en ese mercado reflejan una prima aun mayor que el 23% en el SITME, y que consume otros riesgos no encontrados en el SITME, pero a cambio de una mayor liquidez de la que ofrece el SITME.

Controles y precios del dólar: la depredación del sector privado

Así, puestos en una mesa de operaciones, el actual régimen cambiario, en sus dos periodos, desde 2004 a Mayo 2010 y desde esa fecha hasta hoy, ha constituido un sistema de depredación entre desiguales, con una característica común, todos necesitan adquirir las divisas a cualquier precio, todos se depredaran con fuerza en la medida que el mecanismo de racionamiento CADIVI y el SITME no satisfagan la demanda por divisas los agentes económicos se irán por las ramas y encima de ellas negociaran las divisas con su respectiva dosis de depredación, fenómeno este creado por el monopolio del gobierno sobre la moneda que el mismo gobierno compra y vende.

El gobierno vende a un precio menor al del mercado” unas divisas bajo fuertes esquemas de racionamiento, CADIVI, y fija las primas de “arbitraje” en el mercado de bonos para adquirir los dólares off shore, SITME, empujando a individuos y empresas a transar off shore dólares y bolívares in shore a precios que incorporan una mayor prima por el elevado riesgo bajo el cual se ejecutan esas operaciones. EL mecanismo depredador, acá opera en reverso y bajo monopolio estatal, con dólar barato, y escaso y racionado con fuerte intervención del gobierno y otros a precios por encima de su valor de mercado.

Es un a sistema de distorsiones y manipulación de precios, fenómenos emergentes de la posición monopólica que sobre el dólar ejerce el Tesoro y el BCV. Es decir, el monopolio que sobre el dólar ejerce el gobierno en sus dos modalidades, en control político en CADIVI y en control de las operaciones off shore, por consecuencias intencionadas y no intencionadas, ha convertido el mercado de la divisa en un medio de depredación, el gobierno y el BCV depredan al sector privado, quien inhabilitado de adquirir libremente el dólares no le queda otra que entrar en un mecanismos depredador.
Como el régimen cambiario depreda las economía privada ?

El fenómeno de depredar –en finanzas y dinero- lo estudia la ciencia económica y las finanzas como aquella situación en la cual empresas privadas y publicas con voluminosos flujo de caja, e instituciones del Estado/Gobierno inducen a sus competidores y asociados a operar en un umbral de restricciones financieras e institucionales (control de cambio, carencia de reglas de mercado y arbitraje, destrucción del marco jurídico y debilitamiento de los derechos de propiedad, ) para que sus naturales fuentes de creación de riqueza se restrinjan o destruyan, y se conduzcan hacia su desaparición definitiva.

El régimen de control de cambio, establecido en enero del 2003 como “razón política, expresada directamente por el Jefe del Estado, ha sido utilizado por el Estado/gobierno para imponer serias restricciones para la adquisición de divisas, creando un entorno de desventajas contra vastos sectores económicos afectando su vida económica y llevándolo, en ocasiones, hasta la ruina, desaparición o emigración a otros mercados foráneos.

Los mecanismos diseñados para las operaciones de CADIVI, SITME y el llamado mercado paralelo (por consecuencia intencionada y no intencionada) son las fuerzas de ese proceso de depredación.

Economist, PhD. (London University)
Economia y Finanzas
www.alexanderguerrero.com
@alexguerreoe