Expertos alegan que constituyente no legitima el Estado Comunal

(Foto Avn)

El impulso de una constituyente por parte del oficialismo para redactar, de manera colectiva, lo que será el II Plan Socialista de Desarrollo de la Nación 2013-2019 que deberá presentar el próximo año a la Asamblea Nacional el presidente Hugo Chávez, ha generado además de rechazo, algunas suspicacias, publica El Tiempo.

El abogado constitucionalista Alberto Baumeister consideró que el propósito de la consulta es “tantear” la manera de validar el llamado Estado Comunal y el socialismo.

Recordó que el Plan de la Nación debe ser sometido a consideración del parlamento y que, una vez aprobado, se convierte en ley de la República, con lo cual, a su juicio, no resultaría atrevido considerar que si algunos conceptos planteados en ese programa están reñidos con la Constitución, el primer mandatario también podría dar paso a la solicitud de una reforma.

El  experto constitucionalista Enrique Sánchez Falcón dijo   que una consulta sobre el futuro Plan de la Nación “no tiene ninguna conformación constituyente”. Por esa razón, aseveró  que no debe deducirse que de allí surgirá una norma constitucional.

“Si lo que pretende (el oficialismo) es legitimar las reformas legales para la instalación del Estado Comunal, ello (la consulta) no lo legitimaría porque (esta forma de organización) es contraria a la Constitución”.

Señaló que la idea de una reforma a la Carta Magna ha estado siempre presente en el gobierno. No obstante, destacó que para concretarla deben seguirse los mecanismos y procedimientos establecidos en ese texto fundamental, es decir: la reforma, la enmienda o la Asamblea Nacional Constituyente.

En esta línea, el jurista  Gonzalo Himiob no descartó  que tras este proceso de consulta se esté “encubriendo” un nuevo intento de reformar la Constitución para adaptarla al ideal presidencial.

Advirtió que corresponde a la oposición comenzar desde ya a aplicar alternativas de protesta pacífica que den marcha atrás a ese intento.

Denuncia

El sábado, el vicepresidente Nicolás Maduro oficializó en Caracas el inicio de este debate público que, estimó, se extenderá por un mes en todos los estados del país y cuyos resultados serán entregados al Ejecutivo para ser incluidos en su programa de gobierno.

La propuesta gubernamental encendió las alarmas en el seno de la oposición. Ayer el gobernador de Miranda y candidato a la reelección, Henrique Capriles Radonski, sostuvo que la forma que utiliza el gobierno para elaborar el Plan Socialista es inconstitucional.

“No existe ninguna posibilidad, salvo lo que establece la Constitución, de anunciar un proceso constituyente (…) Cualquier cosa que se haga al margen es un golpe a la Carta Magna”, dijo.

De igual forma, el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, denunció que desde la Presidencia se preparan para eliminar gobernaciones y alcaldías, de llegar a perder estas plazas en los comicios regionales del 16 de diciembre.

Recordó que esta acción está contenida en el programa de gobierno que Chávez entregó al Consejo Nacional Electoral en el mes de junio para su postulación y que es el punto de partida de las discusiones sobre el Plan de la Nación.

La ministra de las Comunas, Isis Ochoa, les salió al paso a las críticas y explicó que la intención del proceso de consulta es “reformar la República”, lo que significa “cambiar el Estado, las leyes y las instituciones, para lograr el estado social de derecho y justicia que es el estado socialista”.

Descentralización
El constitucionalista Enrique Sánchez Falcón recordó que la Carta Magna prevé un sistema descentralizado en el que  estados y municipios se interrelacionen con las  comunidades. Criticó que el proceso  que se plantea en el Estado Comunal es hacia las comunas “que tienen como irregular el hecho de que son impuestas por el poder central”.