¡Criminal! Mató a su hijo y se va de compras con el cadáver

Durante una noche, una madre de 20 años, Darron Bowden, se fue a casa de un amigo junto a sus dos hijos. Allí la mujer se emborrachó y cuando se fue a dormir, el bebé empezó a llorar. Así que decidió ponerle una manta sobre la cabeza y darle unos cuántos golpes en la cara. Seguidamente el pequeño se calló, pero al rato empezó de nuevo con el llanto, por lo tanto, repitió la misma acción hasta que el niño ya no hizo más “ruido”.

De abrelaboca.com

Al siguiente día, la chica vistió al cadáver, lo puso en el cochecito y se fue de compras y a casa de un vecino. Este fue el que llamó a la policía cuando se dio cuenta de que el bebé no respiraba y además había sangre en la manta.

La autopsia determinó que el pequeño murió asfixiado y que tenía fracturas en la nariz y en la boca. La madre fue acusada de asesinato de primer grado.