Este es el ladrón más tonto que existe (Fotos)

 

En las películas de Hollywood hemos visto infinidad de veces crímenes perfectos e innovadores, en donde los asaltantes usan cualquier recurso para lograr su objetivo.

Sin embargo, hay ocasiones en que los asaltantes quieren sorprender a las autoridades con su “inteligencia e ingenio” y comenten atracos que a más de uno dejan con la boca abierta y no precisamente por su brillantez, si no por su falta de pericia, convirtiéndolos en el hazme reír de todos. Esto fue lo que le sucedió a Wheeler, un asaltante que ideó un plan para hacerse invisible… ¿Le resultó?

La respuesta es no, porque su plan para conseguir la invisibilidad era una tomada de pelo. De acuerdo con lo publicado por puranoticia.com, un asaltante en Pittsburgh, Estados Unidos, pretendía robar un banco a plena luz del día, debido a que estaba seguro que si cubría su cara con limón se volvía invisible, pero fue detenido.

El sujeto identificado como McArthur Wheeler fue arrestado mientras intentaba el atraco, momento en que se mostró sorprendido, ya que no entendía cómo lo habían reconocido si se había echado jugo de limón en la cara.

Wheeler, que había estado haciendo pruebas en su casa con la cámara de su teléfono, observó que no se veía su rostro en las fotografías, por lo que estaba seguro que su idea resultaría, pero lo que en realidad había pasado era que al disparar la cámara Wheeler no veía nada debido al escozor del limón en los ojos y desvió el objetivo unos metros, de forma que su rostro no fue captado por el aparato.