Gómez Sigala afirmó que en Venezuela no hay seguridad alimentaria

Foto: Prensa Eduardo Gómez Sigala

Durante la sesión ordinaria de la Asamblea Nacional, el diputado Eduardo Gómez Sigala cuestionó el destino de un crédito adicional por Bs. 1.371.818.599,94 para la adquisición de alimentos importados por parte del Ministerio del Poder Popular para la Alimentación.

Gómez Sigala indicó que dicho monto forma parte de un crédito mayor cuyo monto asciende los Bs. 5.700 millones. “Este crédito señala como sus premisas el pleno abastecimiento y la seguridad alimentaria, pero yo quiero dejar bien claro que aquí no hay ni pleno abastecimiento, ni seguridad alimentaria”, señaló.

El parlamentario desestimó las cifras señaladas por diputados oficialistas por no corresponder con los niveles de desabastecimiento que en materia de alimentos tiene el país.

“Los productos alimentarios básicos de nuestro país están en un rango entre el 30 y el 80% de índice de escasez, según las cifras del Banco Central de Venezuela (…) Los productos que pretenden importarse constituyen los rubros de mayor consumo en nuestro país, como el aceite tipo mezcla, que es el aceite popular, tiene un nivel de escasez del 66%; el aceite de maíz tiene un desabastecimiento del 71%; el azúcar, de la cual se especifican aquí las cantidades importadas, tiene una escasez del 52.3% y las sardinas 23%” detalló.

Gómez Sigala resaltó que este Gobierno no tiene ninguna estrategia dirigida a incentivar la producción nacional, “porque esas compras no son a nivel nacional, porque no hay producción”. En este sentido, acotó que los indicadores de desabastecimiento, de los años anteriores y de este año, significan que el 60% y montos superiores corresponden a las importaciones de estos rubros básicos: cereales, proteínas y los alimentos fundamentales.

Asimismo, indicó que el país no va a poder mantener el ritmo de importaciones,  el costo de los alimentos, las necesidades cada vez mayores van a demandar un monto del presupuesto que van a significar riesgos enormes para la nutrición del venezolano. “La verdadera opción es producir en el país, pero cuáles son las limitaciones: el acceso a las materias primas, tanto interna como externamente para poder producir”, subrayó.

Un caso y un ejemplo concreto es la materia prima para la producción de dióxido de carbono, que debería suministrar Pequiven a las industrias venezolanas y que tienen un altísimo nivel de desabastecimiento; también, los problemas eléctricos que llevan a la pérdida de equipos y la falta de repuestos con los cuales atenderlos; el ausentismo laboral, el congestionamiento de los puertos, las restricciones en vitaminas y minerales, todas estas cosas nos llevan a garantizar que tengamos limitaciones cada vez mayores en el abastecimiento nacional y en la producción, dijo el diputado.

“Nosotros queremos que este dinero se gaste en alimentos, pero que se gaste en alimentos que se produzcan en el país, que generen empleo y bienestar en el país (…) Lo que no queremos es que las respuestas del Gobierno sea nombrar al mismo ministro que ha llevado a la agricultura al estado lamentable en que hoy se encuentra. Por eso, nosotros queremos ratificar que estamos de acuerdo en que se inviertan estos recursos en la agricultura, en lo productores nacionales, en el campo venezolano, que es lo contrario de lo que el Gobierno viene haciendo y estas importaciones no nos van a permitir solventar, en el largo plazo, el problema nutricional de los venezolanos”, concluyó.

Prensa Eduardo Gómez Sigala