Google comienza a conectar hogares a su propia red de fibra óptica

Google lleva meses preparando la infraestructura de su propia conexión de fibra óptica y por fin ha comenzado a funcionar. Este miércoles, la compañía del buscador ha comenzado a conectar los primeros hogares de Kansas City a Google Fiber.

“Hemos estado trabajando en algunos hogares en los últimas semanas para asegurarnos de que podemos ofrecer una gran experiencia y en el camino hemos pensado mucho sobre lo que puede significar”, ha expresado la directora de prestación de servicios de Google Fiber, Alana Karen.

Este proyecto de Google, que ya comenzó a forjarse hace unos meses, promete velocidades de conexión más de 100 veces mayores que los que ofrecen algunos de los servicios más rápidos de las empresas tradicionales de telecomunicaciones y cable en Estados Unidos. Además, tiene dos fases para conseguir la conexión.

Por un lado, los ingenieros de Google Fiber tirarán la fibra desde la calle hasta las casas de los consumidores, algo que ya han realizado en algunas viviendas de Hanover Heighs.

En segundo lugar, desde la compañía se pondrán en contacto con los usuarios para llevar a cabo la instalación en los hogares en los que sea demandado este servicio. Los usuarios podrán contactar con Google a través de correo electrónico o teléfono para pedir una cita.

“Queremos ser capaces de explicar lo que estamos haciendo en lenguaje fácil de entender para que tenga sentido para los clientes y que no sea solo jerga tecnológica. Y, por supuesto, queremos que todo funcione cuando salgamos de sus casas”.

Desde Google han afirmado que pretenden cuidar los detalles para crear una buena experiencia para el usuario, sabiendo la “temeridad” que puede causar una nueva instalación.

“Vamos a responder a las preguntas de nuestros clientes y les enseñaremos acerca de sus dispositivos para que no tengan miedo de hacernos preguntas, o que nos pidan explicaciones de algo nuevo en un lenguaje más sencillo”.