Exequíades Chirinos: Repudio a la traición: Arias vs “Pancho”

En una sociedad, se puede ser indulgente cuando los niños mientan, por no entender el valor de la palabra empeñada. Sin embargo, se les corrige porque el desarrollo del hombre está profundamente ligado al lenguaje y, dentro de éste, la palabra o, más precisamente, la acción de comprometer la palabra, se considera un acto sagrado.

Somos hombres en la medida en que nuestra palabra comprometida constituye un documento oficial, al cumplir con lo expresado.

Por ello somos Hombres de Palabra. De lo contrario nos lanzamos por los caminos oscuros de la insinceridad, la contradicción, la hipocresía, transformándonos en traidores, acción que atenta contra los demás y la sociedad, quienes merecen el debido respeto.

No pueden existir dos caras, dos políticos, dos Francisco Arias Cárdenas, dos traidores, en un período breve de tiempo, sobre todo cuando el teniente coronel (Ej.), hoy candidato a gobernador, se formó en una institución de hombres: el respetadísimo Ejército venezolano donde la palabra se entiende y acata porque se respeta como la máxima condición del militar.

El Arias Cárdenas del año 2003 escribió el libro Emergencia democrática. La Democracia es el único sistema para consolidar la unión, en el cual arremete contra Hugo Chávez Frías, en una extensa crítica que abarca la totalidad del texto.

Más allá, aborda el tema de la descentralización porque el Arias Cárdenas de esa época no muy lejana escribió en su entonces desmontaje del Estado centralista: “quienes nos hemos planteado el proceso de descentralización, de la aproximación del gobierno a la provincia, al municipio o a los ciudadanos, vamos a requerir un espacio, vamos a luchar por conservarlo, y vamos a trabajar porque puedan concretarse propuestas que son francas y sinceras, que no son excluyentes”. (Página 117 y subrayado nuestro).

En su cuestionamiento al presidente Chávez, Arias Cárdenas expresa que “el líder que está dirigiendo al país repite los modelos caudillescos del pasado”, proponiéndole al país que “…el desmontaje del presidencialismo y del centralismo; la profundización de la descentralización, el fortalecimiento de las provincias y el desarrollo autónomo de las economías regionales”. (pág. 118 y subrayado nuestro).

Vestido de oposición, Arias Cárdenas comprometía su palabra con la descentralización en contra de las políticas centralizadoras. El texto, en su página 119, resalta su ‘pensamiento del momento’, el cual le servía para sus propósitos.

La idea es ir hacia la descentralización, que permite potenciar dentro de los estados, áreas de interés y complementariedad (…) se fortalecerá el desmontaje del centralismo presidencialista”.

Tales ideas cambiaron diametralmente en el 2012, cuando Francisco Arias Cárdenas se transformó de la noche a la mañana en el personaje “Pancho”, para intentar hacer olvidar a los ciudadanos su compromiso y palabras de años precedentes, para engañar al zuliano, pretendiendo hacer olvidar al Arias Cárdenas que una vez formó parte de las fuerzas de la oposición…y la traicionó como le hizo 2 veces a Chávez.

Hoy día “Pancho” Arias rechaza la descentralización y se convirtió en su enemigo, dando una voltereta total cuando se le compara con su célebre  pensamiento, expresado en el libro.

Se declara Federalista y creyente de Zamora, “al igual que Chávez”, es decir, ya no discrepa de las ideas del Presidente ni lo abofetea llamándolo “tronante enloquecido”, sino que afirma compartir la totalidad de sus ideas.

Más allá, el “Pancho” asegura que el Estado Federal se complementa con la revolución (esa misma sobre la cual en su libro afirmó que “es la destrucción del país”.) porque forma parte de “un camino hacia el Estado Comunal, donde en la organización del Estado se fortalecen cada vez más las organizaciones de bases. Esta es la verdadera descentralización” y vamos caminando hacia allá” (subrayado nuestro).

En su traición a la descentralización, “Pancho” Arias arremete contra las gobernaciones y alcaldías al resaltar que los recursos del país deben ir a las Comunas, al “pueblo organizado” y “el poder comunal debe producir una nueva economía, construyendo empresas socialistas, núcleos de desarrollo endógeno, para fortalecer un Zulia lleno de paz, alegría y solidaridad.”

Es decir, en el 2012, hay de nuevo 2 caras, dos personajes (Francisco Arias Cárdenas y “Pancho”) y 2 nuevas traiciones, contra la descentralización y contra los zulianos.

@exequiades