Estrellas de “Crepúsculo” reflexionan sobre sus nuevas vidas tras la saga

Daily Mail

Las estrellas de “Crepúsculo” (Twilight), Kristen Stewart y Robert Pattinson, esperan lograr a nuevos papeles, diferentes a los de vampiro, al reflexionar sobre lo que será su carrera tras el fin de la exitosa saga.

Con el estreno en Estados Unidos este fin de semana de “La saga Crepúsculo: Amanecer, parte 2″ (The Twilight Saga: Breaking Dawn, Part 2), el éxito de taquilla llega a su fin y se cierra un lucrativo capítulo en las carreras de los jóvenes actores.

Los cinco filmes, basados en las novelas de igual nombre de Stephenie Meyer, han generado una fortuna para ellos y para el estudio Summit Entertainment, recaudando 2.400 millones de dólares desde la primera película en el 2008.

Y como en el caso de las películas “Harry Potter”, la franquicia sigue siendo un gran éxito hasta el final. Lo prueban unos 2.200 fans de la saga, principalmente mujeres adolescentes, que acamparon en Los Ángeles durante días antes del estreno de la película.

Las estrellas dijeron que están contentas por la emoción que aún generan en los fans, pero que ha llegado el momento de mirar hacia adelante.

“Estoy tan contenta que la historia esté contada, no tiene idea. El hecho de que esto esté fuera y no esté pesando más sobre nosotros, estoy super emocionado por eso”, dijo Stewart, quien interpreta el papel de Bella Swan.

“No quiero sonar como que estoy emocionada por haber finalizado la experiencia. Es triste, es extraño”, dijo la actriz a los periodistas en Beverly Hills antes del lanzamiento del filme.

“Pero es normal. Las cosas no deberían permanecer estancadas”, agregó la joven de 22 años, quien ya ha dejado su marca en el cine tras su papel en “Crepúsculo” con las películas estrenadas este año “Blancanieves y la leyenda del cazador” (“Snow White and the Huntsman”) y “En el camino” (“On the Road”).

El actor británico Pattinson, compañero de Stewart dentro y fuera de pantalla excepto por unos pocos meses tras la aventura amorosa de la actriz con el director de “Blancanieves”, dijo que le llevará tiempo superar “Crepúsculo”.

“Creo que va a tomar diez años borrarlo realmente de mi cerebro”, dijo el actor de 26 años, quien interpreta a Edward Cullen. “Si pudiera tener un poco más de control sobre mi imagen pública, eso sería bueno”, agregó.

“Supongo que podría interpretar superhéroe tras superhéroe. Eso parece ser la única cosa que garantiza mucho dinero. No es tan satisfactorio, tener éxito monetario, pero mantiene la puerta abierta para hacer lo que quieres”, agregó.

“Estoy tratando de firmar contratos y hacer películas de las que pueda estar orgulloso”, dijo el actor, quien ya ha tenido una participación en la película “Cosmópolis” de David Cronenberg.

En la quinta y última entrega de “Crepúsculo”, Bella comienza una nueva vida como vampira y debe defender a su hija Renesmee de la elite Volturi, que siente que ella es una amenaza para su futuro.

“La primera (película) era más romántica e íntima, y esta es más épica y de mayor escala”, dijo a la AFP el director del filme, Bill Condon, agregando que su principal interrogante es cómo reaccionarán los seguidores de la película ante la transformación de Bella.

“Esas películas son la historia de Bella. Kristen Stewart es una humana y es la que nos ha llevado a través de todo (el relato). Ahora, Kristen ya no es una humana, por lo que es una historia donde has perdido a tu guía humana”, explicó.

La última película implica principalmente a vampiros, cuyas expresiones y lenguaje corporal es extremadamente limitado.

Condon dijo que fue “el mayor desafío de estas series… es algo que se presenta en la mitología: ellos ni siquiera respiran, no tienen necesidad de sentarse, no se mueven, no lloran, por los que estas cosas emocionales intensas no pueden pasar”.

“Así que sí, un montón de las herramientas de los actores les son retiradas, incluidos sus ojos. Cada uno de los actores usa lentes de contacto. Así que no están viendo con tanta claridad y nosotros no estamos viendo esa claridad en sus almas”, agregó.

El director explicó que desde el inicio hubo una “carga tremenda de restricciones” para los actores. “Eso es por lo que algunas veces a estos pobres actores se los acusa de ser de madera. Creo que se sienten incomprendidos y lo siento por ellos”, dijo.

“¡Esa cuestión de ser de madera es algo que representa un montón de trabajo!”, exclamó.

Pero Condon se mantiene confiado de que la fuerza del personaje de Bella mantendrá a los espectadores prendidos a la película.

“Creo que el secreto de esta franquicia es que hay una mujer y (la historia) está centrada y contada desde su punto de vista. Y no hay suficientes películas de estas”, opinó.

AFP