Periodista boliviano “quemado” recibirá atención médica en Argentina

Archivo

El periodista boliviano Fernando Vidal, que fue quemado por cuatro personas mientras presentaba su programa radiofónico en directo, fue trasladado hoy a la provincia argentina de Salta, cuyas autoridades costearán su recuperación, informó uno de sus familiares.

Vidal viajó con su esposa a Salta para recibir atención médica en el hospital San Bernardo, dijo a Efe su yerno, Esteban Farfán, periodista de Radio Popular.

Farfán señaló que Vidal “ya está mucho mejor y está en franca recuperación”, si bien su familia ha tenido que pedir ayuda en Argentina para completar el tratamiento médico.

“Ya hemos gastado alrededor de 25.000 dólares, recursos producto del apoyo de la gente (…) Lamentablemente ya no podíamos correr con más gastos porque se nos agotaron los recursos económicos, así que por esa razón hemos pedido ayuda al gobierno argentino que gentilmente nos han brindado toda la cooperación”, refirió Farfán.

Según este familiar, la gobernación de Salta correrá con todos los gastos de la recuperación de Vidal, que permanecerá allí por al menos nueve meses.

El periodista sufrió graves heridas cuando a fines de octubre cuatro personas con el rostro cubierto irrumpieron de forma violenta en la sede de Radio Popular en el pueblo sureño de Yacuiba, hicieron disparos, derramaron gasolina encima suyo y en los equipos y les prendieron fuego.

En el ataque también sufrió quemaduras la operadora Karen Anze.

Este atentado fue condenado de forma generalizada en el país por asociaciones de periodistas y medios, el Gobierno y la oposición y también por la Sociedad Interamericana de Prensa, la oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Amnistía Internacional y Reporteros sin Fronteras.

Cuatro personas fueron detenidas por estos hechos y acusadas de los delitos de intento de homicidio y allanamiento.

El Gobierno ha rechazado que el crimen tenga un móvil político, aunque reconoce que los cuatro respondieron a órdenes de terceros que pueden ser contrabandistas.

Por contra, la familia de Vidal no descarta el móvil político porque el periodista era muy crítico hacia los políticos locales, aliados del Movimiento Al Socialismo (MAS), partido que gobierna Bolivia.

EFE