Colapso en puertos amenaza al “Niño Jesús”

Históricamente el sector juguetero inicia el mes de noviembre con las vidrieras repletas de productos para suplir la demanda que se dispara durante la temporada navideña, pero la Cámara Venezolana de Juguetes, Deportes y Recreación (Cavefaj) alertó que este año, el colapso portuario amenaza las ventas de la época, ya que la mercancía se encuentra represada en los terminales marítimos del país.

La directora ejecutiva de Cavefaj, Elizabeth Rama, detalló que en el caso del puerto de La Guaira, ubicado en el estado Vargas, los retrasos para la descarga de buques, cambios en la permisología y lentitud en la nacionalización de importaciones, mantienen retenidos 60% de los productos que ingresan por este fondeadero. En Puerto Cabello (estado Carabobo), dijo que apenas comienza a fluir el proceso.

Explicó que normalmente los juguetes importados llegan a los comercios durante el mes de  octubre. Sin embargo, indicó  que los ciclos de tiempo de carga y descarga en los puertos se han duplicado. Consecomercio realizó un estudio en el que registra que los barcos deben esperar hasta 20 días fondeados para ingresar a los astilleros, mientras la nacionalización toma más de 20 días y no debería superar las 48 horas.

Rama advirtió que el problema puede afectar la actividad económica del gremio, ya que los dos últimos meses del año concentran hasta el 70% de las ventas anuales, razón por la cual los comercios procuran disponer de inventarios surtidos. Según Cavefaj, los productos importados del sector representan 80% del mercado, frente a 20% de producción nacional.

Lea el trabajo completo de Andreína Vargas en “El Tiempo”