Asciende a diez la cifra de muertos en tiroteos el fin de semana en Sao Paulo

Archivo

Al menos dos personas perdieron la vida en un tiroteo en el área metropolitana de Sao Paulo, por lo que asciende a diez el número de víctimas mortales en acciones violentas registradas en esa zona desde la noche del viernes, informaron hoy fuentes policiales.

En el municipio de Guarulhos, próximo a Sao Paulo, dos jóvenes fallecieron y un tercero resultó herido a causa de los disparos de hombres armados que viajaban en motocicletas en el parque Santos Dumont.

En Capao Redondo, en el sur de Sao Paulo, un guardia de seguridad de un supermercado a bordo de un vehículo fue tiroteado y se encuentra en estado grave, según un portavoz policial citado por la Agencia Estado.

Según el relato de testigos, dos hombres en moto abrieron fuego contra la víctima, que pudo haber sido confundida por los atacantes con un agente pues viajaba en el vehículo prestado de un efectivo de la policía.

Con estas víctimas se eleva a diez la cifra de muertos en tiroteos y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad registrados en Sao Paulo y su área metropolitana desde la noche del viernes.

En el suceso más grave, cinco jóvenes perdieron la vida tiroteados por desconocidos la noche del viernes en el barrio de Cidade Ademar, extremo sur de Sao Paulo.

Desde inicios de octubre, una ola de violencia sacude el principal núcleo urbano de Brasil y se ha cobrado la vida de unas 250 personas, a falta de conocer el balance de la Secretaría de Seguridad Pública, que se difundirá a finales de mes.

Además, en lo que va de año más de 90 agentes policiales, muchos de ellos fuera de servicio, han muerto tiroteados.

Las autoridades no han ofrecido hasta el momento una explicación contundente sobre el origen de la violencia, pero sospechan del Primer Comando de la Capital (PCC), una organización delictiva dedicada al tráfico de drogas y armas nacida en 1997 en el interior de las cárceles del estado de Sao Paulo y con ramificaciones en todo el país.

Según el rotativo “O Estado de Sao Paulo”, el pasado 28 de mayo fuerzas policiales mataron a seis miembros del PCC, uno de ellos tras ser desarmado por los agentes.

De acuerdo con esta versión, el PCC tomó nota de la acción y el pasado 8 de agosto envió una carta en la que prometió la muerte de dos agentes policiales por cada miembro de la organización criminal caído.

EFE