Seis periodistas heridos tras continuos bombardeos de Israel en Gaza

El Ejército israelí realizó nuevos operativos en Gaza a temprana hora de este domingo, causando al menos dos muertos en el territorio palestino, donde seis periodistas resultaron heridos por un ataque contra oficinas de una televisión, al día siguiente de bombardeos que destruyeron la sede del Gobierno de Gaza.

La Marina israelí, posicionada a la altura del enclave, bombardeó intensamente la ciudad de Gaza la noche del sábado al domingo, según periodistas de la AFP en el lugar.

Las fuerzas aéreas israelíes bombardearon un centro de medios de comunicación en el centro de la ciudad de Gaza la mañana del domingo, y resultaron heridos al menos seis periodistas, indicaron fuentes médicas palestinas.

“Al menos seis periodistas resultaron heridos cuando aviones israelíes bombardearon las oficinas de la televisión Al Quds, situadas en el complejo Showa y Husari, en el céntrico barrio de Rimal”, declaró Achraf al Qudra, un portavoz de los servicios de salud de Gaza. Uno de los periodistas perdió una pierna, según los médicos.

Los periodistas que se encontraba en el interior fueron evacuados después de un primer bombardeo aéreo, al que siguieron al menos otros dos. El canal Al Quds está considerada afín al movimiento islamista Hamas, que gobierna en Gaza.

En el norte del territorio, no lejos de la frontera con Israel, dos palestinos murieron y 10 resultaron heridos en dos ataques aéreos separados contra viviendas, dijo también Al Qudra.

Dieciséis palestinos perecieron este sábado, 49 desde el inicio de la operación militar israelí contra la franja de Gaza el miércoles pasado.

Desde el inicio el miércoles de la operación “Pilar de defensa” han muerto 49 personas (46 palestinos y tres israelíes), y cerca de 400 palestinos y 18 israelíes han resultado heridos.

Al mismo tiempo, 733 cohetes fueron disparados desde el miércoles desde Gaza contra Israel aunque ninguno desde las 21H00 locales (19H00 GMT) del sábado, indicó el ejército israelí, que señaló 950 objetivos alcanzados en la franja de Gaza.

A pesar de todo, el presidente egipcio, Mohamed Morsi, se mostró optimista el sábado por la noche cuando evocó contactos con Israel y con los palestinos y la existencia de “indicaciones sobre la posibilidad de un alto el fuego pronto”.

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, encabezará una delegación ministerial a Gaza en señal de solidaridad el domingo o el lunes, anunció esa entidad en un comunicado tras una reunión de urgencia en El Cairo.

La Casa Blanca sin embargo reafirmó que “los disparos de cohetes provenientes de Gaza han sido el factor desencadenante de este conflicto” y reconoció a Israel “el derecho a defenderse” y a decidir “sobre la táctica que quieren utilizar”.

El ministro francés de Relaciones Exteriores, Laurent Fabius, viajará el domingo a Jerusalén y a Ramala, según fuentes oficiales.

Cerca de la mitad de los 46 palestinos muertos en los ataques israelíes no eran combatientes, incluidos seis niños y tres mujeres, según fuentes médicas y organizaciones de defensa de los derechos humanos.

El sábado por la noche, las viviendas de cinco comandantes militares de Hamas fueron objetos de ataques aéreos en el territorio, según el movimiento.

Además de la sede del Gobierno del territorio, los ataques aéreos afectaron al cuartel general de la policía en Gaza, la Universidad Islámica y el estadio “Palestina”, principal recinto deportivo de la franja.

En las inmediaciones del edificio del Gobierno, totalmente destruido, seguía flotando en el aire un olor de pólvora. El polvo llenaba el aire alrededor de papeles y restos de muebles que seguían consumiéndose.

Por tercer día consecutivo, las sirenas de alerta resonaron en Tel Aviv. Poco después, una nueva batería de “Iron Dome”, instalada durante la mañana, interceptó un cohete.

El disparo fue reivindicado por Hamas, quien afirmó haber lanzado un cohete Fajr 5. El jueves y el viernes, tres cohetes cayeron en la región de Tel Aviv, capital económica de Israel, dos de los cuales cayeron al mar.

Mientas que se multiplicaban los preparativos en vistas a una eventual operación terrestre, unos 20.000 reservistas israelíes fueron movilizados, y el gobierno podría ratificar el domingo la movilización de un total de 75.000 reservistas.

En plena campaña electoral para las legislativas de enero, Israel lanzó su operación el miércoles con un ataque aéreo selectivo que mató al jefe militar del Hamas, Ahmed Jabari, responsable palestino de mayor jerarquía muerto desde la devastadora ofensiva “Plomo fundido” (diciembre 2008-enero 2009), que entonces no logró detener los disparos de cohetes palestinos.

AFP