Si deseas complacer a tu pareja, atent@s con esto

Las prisas, el estrés, los niños, la dejadez… Son muchas las razones por las que se deja de prestar la atención que se merece la persona con la que se convive por lo que la pareja entra en una dinámica de la que, a veces, es difícil salir. Sin embargo, los expertos en la materia apuntan que a través de sencillos gestos espontáneos se consiguen grandes logros y un acercamiento en la relación mayor del que se puede uno imaginar.

Sin más, le detallamos un listado de sugerencias para poner en práctica tanto él como ella. No deje pasar tiempo, hoy puede ser un buen día para comenzar y sorprender:

—Durante esta semana acaríciele de vez en cuando, en el momento que menos se lo espere. Hoy podría acariciarle el pelo, mañana la cara, otro día el brazo mientras habla. Láncese a ello y observe su respuesta.

— Llámele a su móvil solo para decirle «hola».

— Siéntese en silencio a su lado. Lea, cosa, haga un puzzle… y déje que él disfrute tranquilamente de su compañía.

— Cree un ambiente para el amor esta misma noche.

— La próxima vez que estén separados más de unos pocos días, envíele una carta de amor que diga lo importante que es para su felicidad.

— Si tienen niños viviendo en casa, planee algún tiempo especial para pasar juntos toda la familia.

— Compre algún detalle relacionado con su deporte o afición favorita y colóquelo en un sitio que lo encuentre la próxima vez que vaya a practicarla.

— Cuando haga algo que usted aprecia, dígaselo. Dígale que está feliz de que le haya ayudado.

— Invítele a dar un paseo. Disfrute del amanecer, del anochecer, de la luz de la luna, de las estrellas, de la lluvia, de la nieve o del viento.

— Los fines de semana quédense más rato de lo normal en la cama por la mañana para hablar sobre sus sueños, y escuche los de su pareja.

— Escuchen su música favorita durante la cena.

—Ponga una vela sobre la mesa.

Abrácele sin expectativas.

— Salgan a hacer una excursión lejos de su ambiente habitual. Exploren juntos. Concéntrese en el presente.

— Cuando él o ella llegue a casa recíbalo de buen humor y contenta.

— Déle un beso de buenas noches.

— ¿Le gusta despertarse con una taza de café o un zumo de naranja? Mañana por la mañana prepáreselo y lléveselo.

— La próxima vez que llegue a casa, vaya a buscarle, déle un gran beso y abrazo, pronuncie su nombre y dígale lo mucho que le ha echado de menos.

— Haga enmarcar una de sus fotos favoritas y déjelas con las cosas que tenga que llevarse al trabajo.

— La próxima vez que estén un día juntos, dedíquese en secreto a pensar en todas sus capacidades y cualidades maravillosas y sonría cada vez que le mire.

Texto: Abc.es