Hernán Castillo: La lucha universitaria

La Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV) está anunciando la realización de un referéndum nacional para el próximo 28 de noviembre y la internacionalización de la lucha universitaria. El referéndum tiene como objetivo la consulta de la opinión a los profesores universitarios sobre la convocatoria a un paro nacional indefinido.

Es importante continuar realizando ese tipo de consultas a los profesores universitarios. El Comité Ejecutivo de FAPUV, en el 2005, fue escogido por elecciones directas, secretas y universales con representación de las minorías. Lamentablemente esa oficina del Ejecutivo para hacer elecciones, el CNE, se ha resistido a autorizar  las elecciones de FAPUV, más una que otra Asociación de Profesores Universitarios (APU) progubernamental que se niega a ponerse a derecho; ocasionándole así un daño adicional a la Universidad en su conjunto en materia de la legitimación de su liderazgo gremial. Pero no solo ese daño le han ocasionado a la Universidad; el régimen en su empeño por debilitar y destruir a la Universidad, durante estos 14 años de gobierno castrense, en que el precio del barril petrolero ha estado más alto que nunca, la Universidad ha sido sometida a una asfixia presupuestaria como ningún otro gobierno lo había hecho. No hay una sola área donde esta clase cuartelera no haya agredido a los universitarios, pero la Universidad no se ha entregado y  la resistencia continua.

El movimiento estudiantil ha liderizado grandes movilizaciones nacionales de protesta desde el 2007 cuando el cierre de RCTV y la derrota de la propuesta de reforma; y creo que el momento de comenzar la reorganización del sector profesoral no se debe continuar posponiendo. Se trata de pensar y elaborar un buen plan, de mediano y largo alcance, para recuperar el papel que históricamente ha jugado la Universidad en las seculares luchas de la sociedad venezolana por la libertad y la justicia social.

De tal manera que la garantía para la realización de un paro nacional indefinido exitoso debe ser la consecuencia de la organización, acumulación de fuerzas y el resultado final de una trayectoria de pequeñas,  medianas luchas y movilizaciones de todo tipo por las justas reivindicaciones socioeconómicas, gremiales, políticas y académicas del profesorado universitario, y de la educación venezolana en general. En las actuales circunstancias por la que pasa el país, en que acabamos de salir de unas elecciones presidenciales y próximamente tenemos unas elecciones regionales y locales; la realización de un paro nacional indefinido universitario es suicida. Mejor vamos a continuar trabajando para fortalecernos y crear las condiciones que permitan obligar al Gobierno respetar la autonomía universitaria e implementar las Normas de Homologación.

@CastilloHernan