Se agrava salud de arquitecto Niemeyer

Los médicos que atienden al arquitecto brasileño Óscar Niemeyer, de 104 años, informaron hoy que han comenzado a someterle a un tratamiento de hemodiálisis, debido a un agravamiento de sus funciones renales.
Niemeyer está ingresado desde el pasado día 2 en el Hospital Samaritano, de Río de Janeiro, y a los problemas de insuficiencia renal que causaron su hospitalización se sumó una hemorragia digestiva, que los médicos aseguran que mantienen “controlada”.

“Su estado inspira cuidados”, dice un comunicado divulgado hoy por el hospital.

La nota dice que Niemeyer está lúcido y permanece en la unidad coronaria del centro médico, donde además de la hemodiálisis también se le aplica una “fisioterapia respiratoria”.

Niemeyer ya había pasado dos semanas internado en octubre pasado y fue dado de alta, pero una recaída forzó su nueva hospitalización.

En el boletín difundido hoy, los médicos reiteraron que no están en condiciones de prever cuándo el paciente podrá regresar a su casa, lo que la familia desearía que sea antes del próximo 15 de diciembre, cuando el arquitecto celebrará sus 105 años.

Discípulo del suizo Charles Edouard Jeanneret-Gris, conocido como Le Corbusier, Niemeyer perdió este año a su única hija, Ana María, quien falleció a los 82 años en ese mismo hospital.

El arquitecto brasileño cobró fama mundial a mediados del Siglo XX, cuando proyectó los palacios oficiales de Brasilia, capital que diseñó de la nada con el urbanista Lucio Costa y que fue inaugurada en abril de 1960. EFE