“La vida es más que rosa” se une a la lucha contra el Cáncer de Mama avanzado

Con la intención de brindar información oportuna a las pacientes con cáncer de mama avanzado, se ha creado la campaña “La Vida es más que Rosa”. Una historia de vida en cada color”. El proyecto, avalado por Funcamama, SenosAyuda y Fundaseno, tiene como objetivo inspirar a las pacientes con cáncer de mama metastásico a seguir viviendo, atender sus necesidades e impregnarlas de valentía para afrontar su situación.

Historias

La Nena, Consuelo y Kattiana son venezolanas que sufren cáncer de mama metastásico, el tipo más avanzado de esta enfermedad y que se desarrolla cuando las células cancerígenas se han diseminado desde el sitio donde estaba emplazado el tumor original a diferentes áreas del cuerpo. De hecho, comienzan a crecer y a multiplicarse, atacando las funciones vitales y comprometiendo adversamente la salud del paciente. Sin embargo, gracias a los avances de la ciencia, la expectativa de vida de estas pacientes se ha incrementado hasta en un 15%, según el Instituto de Cáncer de los Estados Unidos.

Para estas mujeres la enfermedad dejó de ser rosa, ese color relacionado a la lucha contra el cáncer de mama, a través de campañas que promueven la importancia del diagnóstico temprano. Actualmente, en el mundo existen diversas organizaciones que trabajan en función de esta causa. Sin embargo, no se dispone de mucha información sobre cómo vivir con cáncer y casi nunca se habla de metástasis.

“Es en esta etapa cuando mujeres como la Nena, Consuelo y Kattiana empiezan a valorar cada minuto de la vida sus prioridades cambian o aumentan; los estados de ánimo suben y bajan, pero sobre todo comienzan a ver la vida de distintos colores”, asegura Luisa Rodríguez, presidenta de Funcamama, organización en pro de pacientes con cáncer de mama.

Un proyecto de colores

La campaña está basada en la teoría del color, debido a que estos transmiten lo que las personas están sintiendo.  “Para nosotras las mujeres con cáncer de mama avanzado hay días grises por el miedo a dejar nuestras familias solas; otros son verdes porque vuelve la esperanza, en algunas oportunidades el rojo se apodera de nosotras porque seguimos siendo mujeres llenas de pasión, pasamos por varios colores, según como evoluciones la enfermedad y la actitud que logremos desarrollar”, explica La Nena Rivero, una de las protagonistas de esta campaña.

“Este proyecto tiene un enfoque positivo. Queremos mostrar cómo transcurren los días de estas pacientes, explicar al mundo que ellas viven más allá del cáncer, para lograr acercarnos a otras mujeres con el mismo problema. La idea es brindar la mayor cantidad posible de información de manera distinta y crear conciencia  y solidaridad en la población”, comenta Rodríguez.

La campaña se divulgará básicamente por internet. Se creó la página web www.vidaconcolores.com, en la que se develan las historias de estas mujeres a través de documentales y biografías. El segmento de cada una de ellas tiene el color que las identifica: la Nena (amarillo), Consuelo (azul), Kattiana (rojo).

En el mismo portal también se podrá observar la segunda parte de la campaña “La Vida es más que Rosa”, que consiste en “plasmar los colores de las protagonistas a través de murales artísticos en distintos puntos de la ciudad sobre estas mujeres con cáncer de mama metastásico, plasmando en colores su manera de ver la vida”, comenta Luisa Rodríguez de Funcamama.

La lucha también es 2.0

En las redes sociales la campaña también tiene presencia, específicamente en Facebook, Twitter, Pinterest, Foursquare e Instagram. En Youtube habrá un canal en el que se alojarán los testimoniales de estas pacientes.

“La Vida es más que Rosa” pretende inspirar a cada una de las venezolanas que sufren de cáncer de mama metastásico, a disfrutar de cada instante y aprovecharlo al máximo, porque éstos pueden llegar a significar una nueva oportunidad de vivir algo importante, como ver a sus hijos graduarse en el colegio o en la universidad, a su nieto dar los primeros pasos, a su hermana casarse y muchos momentos más, todos y cada uno con un color diferente.