Leonardo Palacios: El destino de la tributación en una anunciada reforma tributaria

En Venezuela no se adelanta una reforma tributaria seria e integral desde 1999, la cual se materializó con la primera ley habilitante conferida al Presidente Chávez por el extinto Congreso de la Republica.

El último esbozo de reforma lo efectuó el Dr. Tobías Nóbrega en su condición de Ministro de Finanzas en su primera intervención ante la Asamblea Nacional, luego reflejado en la Exposición de Motivos de la presentación de su primer proyecto de Ley de Presupuesto y finalmente recogida en la exposición efectuada por el Superintendente del Seniat en la reunión del Gabinete Economico (¿extinguido?) del 12 de enero de 2005 con los integrantes del bloque parlamentario oficialista.

Sin embargo, ni las propuestas del Ministro Nóbrega, que mas allá de su controversial actuación podemos indicar que si sabía lo que hacía pues conoce a profundidad la incidencia del sistema tributario en la estructuración de una política fiscal activa, ni el esbozo del SENIAT se plasmaron en la normativa, dejando en la zaga la políticas tributaria con respecto al rol del Estado y al moldeamiento del déficit fiscal, la inflación y el consumo.

Recientemente, de algunas intervenciones intermitentes del Presidente de la República, del Ministro Giordani y del Diputado Sanguino se amenaza con una reforma tributaria, que nadie conoce, no sabemos de sus fundamentos y propuestas, cuando un plan maestro, con tal objetivo, debe ser debatido públicamente.

El conocimiento publico de una propuesta de reforma contribuye con la legitimidad de origen de las leyes impositivas aprobadas y una mayor aceptación por parte de los contribuyentes.

En una sociedad democrática, y más en una economía globalizada, los responsables del diseño de la política tributaria tienen muy presente las observaciones y propuestas efectuadas por los entes representativos organizados de los sectores económicos sujetos a las cargas tributarias, de las academias, universidades y de instituciones especializadas.

Uno de esos actores que desde los años sesenta viene efectuado observaciones, recomendaciones y contribuyendo con los procesos de reforma tributaria y constitucional es la Asociación Venezolana de Derecho Tributario (AVDT).

La AVDT a partir de hoy martes 20 de noviembre y hasta el viernes 25, con motivo de los treinta años del vigencia del Código Orgánico Tributario, estará desarrollado con la participación de juristas nacionales y extranjeros temas de gran actualidad e importancia con respecto a esta ley orgánica marco de referencia obligatoria de la tributación en nuestro país.
En el seno de estas XI Jornadas Nacionales, complemento y extensión de las X Jornadas Nacionales de 2011 en las cuales se analizó con profundidad la armonización del sistema tributario y las propuestas para una reforma tributaria integral, se particularizara el estudio de la parte sustantiva del COT (Tema I) y su parte adjetiva (procedimientos y proceso contenciosos y especiales).

En el Tema I incluirá temas que refieren a las limitaciones explicitas o directas que la Constitución establece bajo principios ordenadores del sistema tributario, desarrollados y explicitados por el COT y, por supuesto, que condicionan el establecimiento de nuevos tributos o la reforma de los existentes.

El análisis de las limitaciones en cuanto a la legalidad del tributo y su correspondencia con el principio de representación y aceptación de las cargas tributarias dentro de la concepción del Estado democrático social y de Derecho vigente, que imponen prohibiciones de confiscatoriedad de las alícuotas (porcentajes) de los tributos e irracionalidad en la definición de sus bases de cálculos, podrán en evidencia la inequidad, el abusivo y distorsivo establecimiento de tributos en Venezuela.

El ejemplo más patético son las denominadas «contribuciones especiales» que no son más que impuestos a los ingresos brutos, en algunos casos, al ingreso neto, en otros, pero en todo caso formas exorbitantes de recaudación sin contraprestación social especifica o valorable, que constituyen mecanismos ciertos de financiamiento del Estado Comunal y una exorbitante y dislocada aplicación del principios de responsabilidad social.

De igual manera, al abordar temas como la justicia tributaria y los derechos humanos y la tributación, colocarán en la palestra como la el establecimiento de impuestos, tasas y contribuciones especiales a espaldas de la CR verifican graves inobservancias no solo a los principios y valores que ella consagran, sino peculiares formas de violación a los derechos fundamentales y a las libertades públicas.

Tales violaciones no solo se materializan con el establecimiento del tributo sino con la gestión que de los mismos efectúan las figuras de la administración tributaria de los sujetos activos (Republica, Estados, Municipios y órganos parafiscales).
De igual forma, y de ahí la importancia del tema II de las jornadas relativas a la parte adjetiva del COT, que podrán en evidencia de sus falencias normativas y las patologías en materia de interpretación de la jurisdicción contenciosa tributaria en temas como las medidas cautelares o los juicios ejecutivos.

La Jornadas Nacionales de la AVDT es un escenario académico, de búsqueda de consensos y de análisis científico cuyas resoluciones y recomendaciones son de gran utilidad para los procesos de reforma, su efectividad y racionalidad pues si bien el Estado es importante, no meno es la exigencia de respeto de los derechos de los contribuyentes.
En manos de la AVDT está la tributación racional en Venezuela.
Por Leonardo Palacios Marquez (@NegroPalacios)