Nitu Pérez Osuna: El comunismo en pleno desarrollo

La incapacidad, ineficiencia y burla al pueblo, son algunas de sus características. Muestra de ello: La Gran Misión Vivienda Venezuela.

Lo primero que hay que destacar de esta “misión” es que sus “beneficiarios” no son dueños de nada, como ninguno seremos dueños en el futuro de nuestras propiedades adquiridas a razón del esfuerzo y trabajo personal, pero eso es harina de otro costal. En cuanto a esta Misión Vivienda, el gobierno dice y repite que la misma pretende mejorar la calidad de vida de las familias de menores recursos con la entrega de viviendas “dignas”.

¿Que es para el comunismo viviendas dignas? Pues domicilios de baja calidad en los materiales con los que se construyeron… tanto así, que habitantes de Terrazas del Alba, ubicado detrás del Helicoide, a comienzo de este año denunciaban a este diario en su edición del 6 de Enero como, con escasos 3 años de ser “adjudicadas”, el rosario de estragos en las viviendas iban desde grietas y filtraciones hasta la carencia de servicios y la adecuada preparación de los terrenos, lo que les produce una gran angustia al percatarse de residir en una estructura amenazada. “Todas las paredes del apartamento de Ana Contreras, ubicado en una planta baja, sirven de evidencia. Desde la cocina hasta los baños tiene filtraciones y aunque afirma que el Ministerio de Vivienda y Hábitat ha visitado varias veces su vivienda, nadie ha podido resolver la situación… Aquí vivimos dos personas y todo el tiempo estamos con asma, esto nos está haciendo daño a nosotros y a la estructura. Cuando los vecinos abren la ducha aquí el agua nos sale por todos lados”. ¡Muy digna la vivienda!

En Febrero, leíamos en el Ultimas Noticias la siguiente nota de Maurin Hernández: “Las denuncias sobre fallas estructurales en las viviendas adjudicadas por el gobierno nacional pican y se extienden. Esta vez, los vecinos del lote 5 de la urbanización Pueblo Nuevo, municipio Tomás Lander, se quejaron de que los mudaran a apartamentos plagados de fallas y del abandono de los padrinos de los refugios provisionales. Merys Díaz, vecina de la zona, indicó que se trata de 400 personas provenientes de diferentes refugios de Caracas. “Cuando llegamos, los apartamentos no tenían ni los vidrios de las ventanas; nos dejaron acá como si ya no le importáramos a nadie. Prometieron darnos el mobiliario para las casas y se volvieron pura bulla”, dijo. Elvira Guaramato refirió que el agua que reciben no está tratada y cuando se almacena le queda una especie de nata encima, que no saben a ciencia cierta de qué se trata. No tenemos servicios de calidad; el aseo no hace los recorridos y en los apartamentos hay filtraciones por todas partes, amén de las fallas en las cerámicas y condiciones en general de las residencias, pues hasta un bote de aguas servidas está cual piscina bajo los edificios”. ¡Que viva la dignidad!

En abril pudimos leer a través de www.notivargas.org “Los vecinos de Brisas del Aeropuerto pasan penurias por el bote que en las tuberías de aguas negras esta afectando seriamente a quienes allí habitan produciéndoles enfermedades de la piel, vómitos, infecciones, alergias entre otros. Además las estructuras están en mal estado y muchas de las viviendas presentan filtraciones.

No solo es la pésima calidad de estas “viviendas dignas” lo que preocupa a sus moradores, a ello se suma el hecho de que, al no tener el título de propiedad de sus casas, los vecinos no pueden solicitar la instalación de los servicios públicos como el agua, luz, teléfono y gas.

Esto es el Comunismo, lo deteriorado, desvencijado y la pobreza para el pueblo…con su dosis de conformismo. Pero quienes detentan el poder…esos ¡si que viven con dignidad!

[email protected]