De repente con @Chavezofficial: Diosa y Rosita se pelean por mí (FOTO)

Querido Diario,

Luego de mi triunfo el país se enrumba hacia su pacificación, con mis nuevo planes para el equilibrio del universo. Y con ayuda de Fidel todo va viento en popa. Sin embargo, hay un pequeño detalle que mantiene a mi corazón en vilo. Eh?

Fotomontaje @_Calavera_

Se trata de algo que te había ocultado desde hace tiempo porque no estaba seguro, y no es la repatriación del oro para luego venderlo a manos extranjeras. Tampoco se trata de que queremos echarle tierrita a lo de la explosión en Amuay. Se trata, nada más y nada menos, que del amor que dos mujeres sienten por mí y mi imposibilidad de corresponderles por mi compromiso con la patria de Bolívar.

La primera de ellas se llama Diosa Canales: Una mujer despampanante a la cual tuve que rechazar en diversas ocasiones aunque realmente la amaba. Sus insinuaciones durante la campaña electoral eran demasiado obvias y se le notaba en sus ojos lo ardiente que se ponía ante mi presencia.

Yo se que soy un hombre simpático, carismático y, modestia aparte, todo un galán y era normal que ella cayera rendida ante mi porte de líder y la potencia de mis ideales bolivarianos y robinsonianos.

La última vez que nos vimos fue cuando, al ganar las elecciones, ella cumplió su promesa de cenar conmigo.. y pasó lo que tenía que pasar.

Sin embargo, no fue fácil que ella y yo tuviéramos algo. Diosa tenía demasiados nexos con empresas capitalistas, las mismas empresas que han estado tratando de sabotear mi gestión mediante conspiraciones constantes y magnicidas.

Yo le había comentado a ella que mis labios no podían ser pertenecerle porque el pueblo necesitaba mi boca para contarles todos los cuentos de la sabana.

Ella enloqueció y decidió irse con Kelvim Escobar sólo por despecho y ahora, para hacerme sentir ma,l se fue al estadio de los Leones (Sabiendo que eso me iba a herir) a exhibirse bajo el patrocionio de una marca de cerveza. ¡Cuánto descaro, cuanto oprobio de banalidad! Ella me rompió el corazón de la patria.

La segunda es “Rosita”. Luego de mi  despecho por Diosa y todo lo que ella había hecho conocí a “Rosita” en el despacho. Ella me estuvo ayudando a recoger cosas en Palacio, se la pasaba ordenando todo, evitando que Hanson se durmiera, que a Izarra no le fallara el sonido y hasta a Merentes en sus clases de Matemática.

Como buena ama de llaves, seria y comprometida con la dignidad de la patria logró cautivarme. Pero ella tenía un niño al cual tenía que visitar todos los fines de semana allá en Carabobo, así que le dábamos permiso para que fuese a  atender a su bebé.

Hace poco parece que su niño se escapó de la guardería y ella dejó de venir a trabajar y entonces emití una orden de captura para que viniera a cumplir con su horario de trabajo. Logramos encontrarla y decidí que no la metieran presa.

Ahora mis grandes amores se pelean por mí. Me da mucha pena porque no soy hombre de escándalos en la calle, pero ellas ahora se odian porque dicen que mi amor no están dispuestas a compartirlo.

Una capitalista y la otra sembrando patria, la dicotomía filosófica amorosa bolivariana que nunca hubiese querido vivir porque a ambas las quiero. Una porque porque todo lo despilfarra y la otra porque todo lo que recoge lo recoge bien.

Estas mujeres pudiesen desatar una guerra civil por mí, y no quisiera eso porque interferiría en mi planes de pacificación planetaria que están por encima de mis instintos animales naturales por quererlas a ambas.

Diosa y Rosita deben hacerse amigas y dejar atrás las diferencia, porque ambas representan a la patria… A una le gustan los riales y a la otra el tráfico de influencias… como buenas venezolanas las amo a las dos.

Pero mi amor incondicional es por la patria y la patria soy yo. No podré estar con ninguna porque mi amor propio es irremplazable.

Te escribiré luego, cuando se sepa el desenlace de este combate

Esteban alias Mauricio

 

El sentido moral es de gran importancia.

cuando desaparece de una nación,

toda la estructura social va hacia el derrumbe.

Alexis Carrel

#ElAutor