Los que comen dulces… son más “azucarados”

Foto: Archivo

Texto: muyinteresante.es

Un estudio publicado hace poco en la revista Journal of Personality and Social Psychology revelaba que las personas que sienten especial afición por los sabores dulces (caramelos, pasteles, chocolate…) son más amables y se muestran más predispuestas a ayudar y colaborar de manera desinteresada, lo que indica que existe una relación entre personalidad y comportamiento alimentario. Sin embargo, los sujetos más golosos son también menos extrovertidos que la media de la población.

Para leer el resto de la nota pulsa aquí.