Lluvias en Panamá causan cientos de damnificados en Colón

Al menos once viviendas derrumbadas, otras 80 inundadas y 450 familias damnificadas es el saldo de las torrenciales lluvias caídas desde el viernes sobre la provincia caribeña de Colón, informaron hoy fuentes oficiales.

El Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) indicó que las precipitaciones son producto de un sistema de baja presión que abarca desde Costa Rica hasta Colombia, pero que no se han registrado víctimas.

Las once viviendas, que se deslizaron unos diez metros en una ladera, son parte de un proyecto estatal bautizado Nuevo Arco Iris, en la localidad de Cristóbal, provincia de Colón, unos 80 kilómetros al norte de la capital panameña.

Entre los damnificados se encuentra el entrenador Florencio Aguilar, que dirige al medallista olímpico panameño de salto largo, Irving Saladino, quien narró a la televisión local los “momentos difíciles” que vivió al ver deslizarse las residencias.

No obstante, los habitantes de esa urbanización recordaron que hace días habían denunciado que el terreno sobre el que se edificaron sus viviendas estaba cediendo, provocando rajaduras en sus residencias.

El Sinaproc pidió hoy el desalojo de otras doce viviendas por temor a que también colapsen en las próximas horas, dado que se esperan otras 48 horas de lluvias.

El ministro panameño de Vivienda, José Domingo Arias, quien se trasladó el viernes a Colón, explicó hoy al Canal 13 de la televisión local que se había evacuado las viviendas desde ayer, por lo que cuando se dio el deslizamiento “no se produjo ningún herido”.

Explicó que “un embalse” formado por la acumulación de lluvias y la crecida de un río cercano contribuyeron al colapso de las viviendas, y que su dependencia busca como ayudar a los damnificados.

Por otro lado, las autoridades colonenses indicaron que alrededor de 80 viviendas han resultado inundadas en la localidad de Cativá, en las afueras de la ciudad de Colón, cuyas calles también se anegaron, con un saldo de 450 familias afectadas. EFE