¿Por qué se arma el árbol en Navidad?

Ya sea natural o artificial, el arbolito de Navidad es siempre un pretexto para que al iniciar diciembre, muchas familias se reúnan a su alrededor, para adornarlo con los más diversos colores y accesorios. Todas las opiniones cuentan, porque lo importante es que luzca lo más colorido y brillante posible.

Terra.com.pe

El árbol navideño es una costumbre proveniente de los países nórdicos, donde simbolizaba la vida. Por ello, para conmemorar la Navidad adornaban los árboles con guirnaldas, regalos y adornos de colores; costumbre que rápidamente se extendió por todo el mundo.

Una leyenda europea dice que el árbol de Navidad tuvo su origen una fría noche de invierno, cuando ‘un niño buscó refugio en la casa de un leñador y su esposa, que lo recibieron y le dieron de comer. Durante la noche, el niño se convirtió en un ángel vestido de oro: era el niño Dios. Para recompensar la bondad de los ancianos, tomó una rama de un pino y les dijo que la sembraran, prometiéndoles que cada año daría frutos. Y así fue: aquel árbol dio manzanas de oro y nueces de plata’.

La forma de decorar los árboles varía en cada país; por ejemplo, en los países nórdicos las esferas son sustituidas por ángeles y duendes. En Japón, el árbol lleva en sus ramas muñecas, adornos de papel, abanicos y sonajeros. En China, en lugar de pinos se utilizan naranjos, símbolos de felicidad en esa cultura.

¿Sabías que existen árboles que compiten por coronarse como los más imponentes del mundo por su altura? Por ejemplo, uno de los árboles de Navidad más grandes del mundo está instalado en el Rockefeller Center de Nueva York, al medir 26.8 metros de altura, pesar 9 toneladas y tener más de 30 mil luces multicolores. Sin embargo, en Mérida, Yucatán hace algunos años pusieron uno mayor, con 37 metros de altura y más de 70 mil luces.

La mayoría de las personas que ponen un árbol navideño colocan debajo de él regalos para todos los integrantes de la familia. Sin embargo, recuerda que lo importante no es si el regalo que te tocó es el más caro o grande, sino el cariño y amor de quien te lo obsequia.

Por eso, cuando coloques tu regalo, acuérdate de envolverlo con un papel que jamás se romperá: el cariño. Como ves, el árbol de Navidad no es sólo un objeto que se pone en un rincón cada año, lleva consigo muchos significados sobre los cuales vale la pena reflexionar.