Chávez recibirá nombres de opositores para decidir sobre indulto

El jurista venezolano Hermann Escarrá, a quien el presidente, Hugo Chávez, pidió identificar a detractores de su Gobierno que están presos y exiliados para decidir sobre una amnistía, anunció hoy que el martes le entregará un nuevo listado.

“Tengo la firme convicción, no tengo por qué dudar, de que el presidente, antes de que termine el año, va a tomar decisiones sobre esta materia”, declaró Escarrá al revelar que recientemente ya le entregó una primera lista y que el martes le entregará otra.

Además de los nombres de los opositores, Escarrá anunció en una entrevista con el periodista José Vicente Rangel, un aliado de Chávez que lo ha nombrado vicepresidente y ministro en varias carteras, que le enumerará al gobernante las “variables jurídicas” que tiene para que se decante por una de ellas.

El marco constitucional venezolano contempla la amnistía general, la amnistía selectiva, diferentes formas de indultos y otra serie de beneficios penitenciarios, detalló el abogado constitucionalista.

En el ánimo de Chávez “están dadas las condiciones para adoptar la medida”, opinó a su vez Rangel, en tanto que Escarrá insistió en que antes y después de su tercera reelección consecutiva, en las elecciones del pasado 7 de octubre, el gobernante “señaló que era el momento del diálogo y de la reconciliación”.

“Un elemento básico” de ello, apuntó Escarrá, “es resolver el tema de quienes están privados de libertad, muchos injustificadamente, y quienes están en una situación de exilio de facto en el exterior”.

“Deseamos que esos presos y esos exiliados puedan pasar esta Navidad en sus hogares”, remarcó.

La Fundación para el Debido Proceso (Fundepro), que ha pedido a Chávez hacer efectivo su ofrecimiento de amnistía o indulto antes de Navidad, sostiene que suman 172 “los exiliados y presos políticos”.

Chávez le expresó a Rangel días antes de las elecciones su disposición a evaluar un perdón incluso a favor de Pedro Carmona, cabeza visible del golpe de Estado que lo derrocó brevemente en abril de 2002, tras lo cual fue detenido y luego escapó a Colombia, donde recibió el asilo político.

El jefe de Estado ha dicho reiteradamente que en su país “hay políticos presos, que no es lo mismo que presos políticos”.

En julio de 2011, el gobernante solicitó a la Justicia considerar beneficios penitenciarios a favor de quienes estuvieran enfermos y poco después fueron liberados, entre otros, los comisarios Julio Rodríguez y Lázaro Forero, condenados por algunas de las 19 muertes registradas durante el golpe de Estado de 2002. EFE