Ledezma: El país está convertido en una olla de presión a punto de colapsar

El Coordinador de Apoyo para las Regiones de la Mesa de la Unidad, Antonio Ledezma, lamentó que el país esté sumido en una ola de protestas sociales cuando acaba de ser reelecto el gobierno con una cifra significativa de votos según datos del Consejo Nacional Electoral.

Ledezma acotó que esta es una situación atípica para una nación que recientemente celebró un proceso electoral. “¿En qué país del mundo, en el que se acaba de tener una elección presidencial, se observa un descontento tan grande en la población que vemos reflejado en protestas todos los días?. El país está convertido en una olla de presión a punto de colapsar. Lo normal es que la gente celebre, que esté alegre y optimista, que el pueblo esté lleno de alegría si se obtuvo un triunfo con una cifra tan importante de apoyo popular, según lo reportado por el CNE. Lo que vemos en Venezuela es un estado perenne de conflictividad”.

Antonio Ledezma rechazó que el Ejecutivo Nacional no le haya prestado la atención que requieren las necesidades inmediatas de los venezolanos. “El gobierno no tiene respuesta para nada, el país luce a la deriva. No hay quien responda por la inseguridad, no hay razones para explicar el escandaloso monto de la deuda externa. Nadie le sale al paso a la vertiginosa devaluación de la moneda que hace que los aguinaldos de la gente se conviertan en sal y agua;  nadie detiene el costo de la vida. Parece que la única preocupación importante para este gobierno es el conflicto entre Israel y Hamás”.

Asimismo explicó que la ciudadanía no debe manifestarse exclusivamente en el ámbito electoral. “Estamos ante una jornada nacional de protestas, siempre manteniendo el carácter cívico de los reclamos. Las soluciones no se pueden limitar sólo al capítulo electoral, ésa es una de las vías que hemos tomado los que tenemos convicciones democráticas, pero frente a un gobierno autoritario que pretende seguir manipulando el poder electoral, que pretende manipular las instituciones públicas que deberían funcionar de manera independiente, frente a un gobierno que no se cansa de cometer abusos con los recursos del estado, protestar no sólo se plantea como un derecho sino como una obligación para los venezolanos que tenemos que asumir una responsabilidad en la hora actual”.

El Coordinador Regional de la MUD, agregó que debe prevalecer el carácter cívico frente a los improperios del gobierno. “Que no desvirtúen el matiz de este concepto, debemos cumplir una agenda de protestas cívicas que se cierre con la jornada del voto el próximo 16 de diciembre. Esta protesta que debemos llevar a cabo los ciudadanos no se asemeja en nada a la violencia. En el caso de la alcaldesa del municipio Freites, Evelyn Urdaneta, quien hizo una huelga de hambre para exigir lo que le correspondía es un ejemplo de protesta valiente y cívica para hacer valer sus derechos. Lo que le ha ocurrido a la Jueza Afiuni es una afrenta contra la familia venezolana que no debe permitirse de ninguna manera”.

Ledezma aseguró que cada vez son más los sectores que se suman al descontento por la manera en que el gobierno hace las cosas en el país. “La inseguridad galopante es producto de la negativa del Ejecutivo de coordinar esfuerzos con las alcaldías y gobernaciones para reforzar los cuerpos policiales y construir un engranaje de protección que se encargue de velar por la vida de los venezolanos. Los familiares de los presos políticos y de los exiliados protestan diariamente con su vigilia, esperando que se les conceda el derecho de la libertad que les corresponde. Los productores y agricultores protestan por la insensibilidad de un gobierno que está empeñado en importar cebolla, tomate y arroz, acabando con la producción y el empleo local. Los trabajadores de las empresas básicas no dejan de lamentarse al ver destruidas lo que en un momento fue uno de los pilares de la economía venezolana. Finalmente no debemos dejar de lado a los empleados públicos que aún están esperando por el pago de sus aguinaldos”.