Una austeridad excesiva puede dañar la confianza en España

España se está adaptando de manera correcta a los ajustes estructurales para afrontar la crisis económica, pero corre el riesgo de entrar en una dinámica de excesiva austeridad que cree desconfianza en los mercados, según un estudio sobre la situación económica en la eurozona, publicado hoy.

El análisis, realizado conjuntamente por el think tank “The Lisbon Council” y el banco Berenberg, revisa la situación en los países de la moneda única y destaca que se está produciendo un reequilibrio entre esas economías, gracias a “una rápida mejora en casi todos los países problemáticos”.

Sobre España, señala que, en términos generales, se está adecuando bien a los ajustes.

Sin embargo, precisa que “a pesar de una serie de duros programas de austeridad, la posición fiscal española se ha deteriorado”.

En ese contexto, explica que si España reacciona con adicionales medidas de austeridad a un mayor déficit fiscal causado por una recesión más profunda de lo previsto, los mercados pueden temer que el país caiga a una espiral descendente, al estilo de lo ocurrido en Grecia.

“Evitar esto debe ser una de las tareas clave de los gobernantes en 2013″, señala el estudio.

“En beneficio de España y Portugal, Europa necesita con urgencia aprender la lección de que el déficit fiscal causado por una profundización de la recesión debe ser tolerado y que no debería impulsar nuevas rondas de austeridad”, añade el texto.

Sobre la eurozona en su conjunto, señala que los desequilibrios entre países están disminuyendo y que la presión salarial está convergiendo rápidamente, aunque matiza que ese progreso “se está viendo oscurecido por la segunda recesión que Europa vive en menos de cuatro años”.

El informe analiza la situación de los 17 países de la zona euro teniendo en cuenta por un lado su salud económica y por otro la velocidad a la que se están ajustando a los retos que plantea la crisis económica y financiera.

“La crisis sigue siendo peligrosa. Pero la eurozona está ahora en la senda adecuada. Si los políticos mantienen el rumbo, la agitación puede desaparecer de manera gradual a lo largo del próximo año” señaló el economista jefe de Berenberg Bank, Holger Schmieding, principal autor del estudio.

Entre sus principales conclusiones, destaca el esfuerzo de ajuste realizado en los últimos 12 meses por Grecia, Irlanda, Portugal y España.

También señala que la eurozona en su conjunto “se está convirtiendo en una economía mucho más equilibrada” y que si logra salir de la crisis y se mantiene en la vía de las reformas, podría convertirse en la más dinámica de las grandes economías occidentales.

Para superar completamente la crisis del euro, concluye además el estudio, la eurozona debe “regresar al crecimiento”.

Además, Europa “debe poner fin a las constantes preocupaciones sobre el inminente desastre en Grecia y el contagio”, mediante una visión clara para mantener a ese país en el euro.EFE