Gustavo Coronel: Cuba tiene el mejor pozo petrolero del mundo: El Chávez #1

ARCHIVO

Aunque los tres pozos recientemente perforados costa afuera de Cuba han resultado ser improductivos y la gabarra de perforación ya se fué del país, Cuba disfruta del mejor pozo petrolero del mundo, el más productivo y el más barato, el Chávez #1.

Segun nuestros datos el pozo Chávez #1 fué perforado por el geólogo Fidel Castro Ruz con una poderosa mecha comunista que penetró profundamente en las entrañas del paracaidista barinés. Ha probado ser extremadamente prolífico. En los últimos ocho años ha producido a una tasa de unos 100.000 barriles diarios, con un gran empuje gaseoso y retórico que le permite un contínuo flujo. Su costo de producción es ínfimo: unos cuantos guardaespaldas, algunos entrenadores deportivos,  asesores azucareros obsoletos, varios miles de pseudo-médicos y una media docena de sacerdotes vudú. En realidad, no solo no hay costo sino que, en adición a la producción, Cuba recibe dinero venezolano, se le construyen refinerías y viviendas y se le permite libre ingerencia en materias militares, de identificación, de política exterior y de producción agrícola.  El castrismo nos está adoctrinando con todo lo que en la isla ha fracasado rotundamente, a fin de que nosotros repitamos el miserable viaj de progresiva degradación que ellos han realizado por 50 años. Hasta se les ha permitido que nos impongan a un chofer de autobús para reemplazar al taita evanescente.

Cuanto le hemos dado a los Castro? El valor monetario del pozo Chávez #1 es fácil de estimar. Una “producción” de unos 36 millones de barriles de buen petróleo al año por ocho años, a un valor promedio por barril de $70,  nos permiten estimar el valor de la entrega en unos $20.000 millones, una linda suma que Chávez, el perforado,  le ha entregado a Fidel Castro, el perforador.

Esta monumental entrega ha salido de los hígados de la nación venezolana. Representa un acto de traición como nunca había existido en Venezuela, solo comparable a la destrucción del país llevada a cabo en el siglo XIX por Ezequiél Zamora. El pozo Chávez #1 fue taladrado con gozo por el perforador y con el éxtasis del perforado.

Esta relación sado-masoquista va para largo. Un nuevo gobierno en Venezuela hubiera terminado abruptamente con esta grotesca entrega, con esta relación entre dos pervertidos. Pero ese cambio no pudo darse porque pesaron más las limosnas que la dignidad.  Hasta ahora nadie parece estar dispuesto a liderar una insurgencia activa ante este despojo, la cual sería totalmente constitucional. Le hemos dejado  al destino la solución de esta tragedia nacional, con la resignación de nuestros antepasados arawacos quienes pasaban sus días viendo hacia el cielo. Pero la naturaleza se hace esperar, mientras el pozo Chávez #1 sigue, incontrolable, fluyendo riqueza hacia los bolsillos del perforador idolatrado.

Cuentan que uno de nuestros ex-presidente vió en una ocasión una culebra que venía a picarle mientras descansaba en su chinchorro y comenzó a llamar a su esposa para que le llevara el suero anti-ofídico. Así estamos en nuestra Venezuela, en una actitud dirigida a minimizar en lo posible el impacto de los daños y las humillaciones que nos inflingen a diario pero nunca a insurgir con dignidad frente a estos atropellos. Este es el camino que nos lleva a la esclavitud y a la mediocridad.