Pablo Aure: ¡Hasta cuándo! Violación en cautiverio

Esta semana hemos quedado estupefactos con una información desgarradora. Nos enteramos, por la promoción que se hizo al libro de Francisco Olivares “Afiuni la presa del comandante”, que la jueza María Lourdes Afiuni habría sido agredida sexualmente en cautiverio. De ser cierta esa monstruosidad nos ratifica la saña con que el alto gobierno ha emprendido contra una pobre mujer sometida a una dolorosa vivencia. Crimen infame perpetrado por sus carceleros bajo las órdenes de las más altas esferas del poder. Hoy eso le da la vuelta al mundo.

Ser violada en prisión era el castigo para una jueza por haber sentenciado conforme a derecho (nadie ha probado lo contrario) en un caso en el cual, por órdenes presidenciales estaba vedada la libertad al encausado empresario Eligio Cedeño, otro perseguido del presidente.

Ante esta noticia grave y aterradora, la Fiscalía del Ministerio Público no tiene otro camino que ordenar las inmediatas investigaciones de rigor con objetividad e imparcialidad, lo que, sabemos, es bastante pedir. Es lo que el organismo titular de la acción penal debe hacer frente a un hecho punible tan atroz.

No es difícil creer la versión de la jueza Afiuni, porque es notorio el grado de deterioro del sistema penitenciario venezolano. Pero aún sin que se hubiese denunciado o hecho publica la violación, cabe preguntarnos: ¿ha recibido Afiuni un tratamiento digno y humano como debería ofrecerlo un Estado que es ahora miembro de la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU? ¿Dónde está la Defensora del Pueblo, que reprocha y amenaza a los caricaturistas, pero mantiene silencio en hechos tan graves como este?

De víctima a victimaria

No obstante, lejos de investigar con cordura, el régimen chavista lo que hace es adoptar una actitud defensiva frente a cualquier acusación. ¿Es propio de un Gobierno que se afirma defensor de los derechos humanos el reaccionar hostilmente ante cualquier acusación, en lugar de formar rápidamente una comisión de la verdad, o invitar a organizaciones independientes a colaborar para esclarecer el asunto? Ya vimos que casi simultáneamente salir a la luz pública tan horrendos episodios, funcionarios del régimen saltaron no solo a desmentir a la jueza presa, sino que también la han amenazado diciendo que solicitarán “el inicio de un procedimiento penal, civil y administrativo por difamación e injuria”(sic). Así como lo leen: autoridades del Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario ofrecieron una rueda de prensa desde el Internado Nacional de Orientación Femenina (INOF) no solamente para desmentir sino para atacar a la jueza. Luego de ese desmentido oficial, no deberíamos sorprendernos si aparece en escena un “testigo estrella” declarando en contra de Afiuni, diciendo que ella fue quien violó a los Guardia Nacionales Bolivarianos.

Los vejámenes sufridos por la jueza María Lourdes Afiuni se mantuvieron en secreto por decisión de la víctima, aunque desde hace algún tiempo organismos nacionales e internacionales estaban en conocimiento del tema (http://bit.ly/Sj4izx)

El sábado pasado la diputada María Corina Machado visitó a Afiuni y denunció que el Presidente de la República estaba al tanto de la realidad de lo que ella ha sufrido, ya que ante la Asamblea Nacional había reconocido la existencia de cartas privadas que recibió donde se describía el horror y los detalles de lo que la doctora Afiuni sintió y vivió.

A los ojos del mundo esto no va a quedar impune y más temprano que tarde los culpables tendrán que salir a la luz y pagar conforme a la Ley. Por lo pronto, el autor intelectual está clarito en la mente de todos.

Siguen las tragedias militares…

La verdad es que después del reciente accidente aéreo en el que resultaron siniestrados dos de los tres aviones Broncos que le quedaban a nuestra Fuerza aérea (por cierto, aeronaves encargadas de custodiar las fronteras), casi nada se ha dicho sobre el asunto. Hay confusión y, como siempre, todo tipo de comentarios, desde los que develan la falta de mantenimiento ostensible (casi todos los años durante este régimen ha habido accidentes aéreos) hasta los infaltables rumores que aluden a oscuras situaciones internas en el ámbito militar y a la intromisión en nuestras fuerzas armadas de gobiernos extranjeros. El asunto es que un desfile aéreo, que con motivo de la conmemoración del Día de la Aviación militar, se celebraba el 10 de diciembre, fue pasado para el 27 de noviembre para hacer honores al fallido golpe de estado de 1992. De hecho, dicen que los aviones siniestrados tenían en el cono de cola las siglas 27N como homenaje a la participación de estos aviones OV-10 “Bronco” en aquel criminal y antipatriótico golpe militar. Anticiparon las prácticas para el desfile y allí están los resultados.

Como recordaremos, en mayo de este mismo año, el helicóptero perteneciente al ejército, siglas EV 0672 sufrió un accidente en el estado Yaracuy mientras ejecutaba ejercicios de entrenamiento en la base aérea de San Felipe; resultado: cuatro oficiales muertos y un herido.

En marzo también de este mismo año un helicóptero Super Puma de la Aviación militar cayó en el estado Apure mientras ejecutaban operaciones antidrogas donde murieron 7 efectivos militares.

En los últimos 10 años, se han registrado 54 accidentes con aeronaves pertenecientes a nuestra Fuerza Armada. Algunos expertos señalan que las muertes que han originado la alta siniestralidad de nuestros aviones y helicópteros militares, son comparables con las que existen en países en guerra.

Hoy debemos darle gracias a Dios porque al señor que está en Miraflores no se le ha ocurrido declararle la guerra a ningún país. Todos los heridos y las muertes que hemos tenido en operaciones castrenses han sido en prácticas. Se nos caen los aviones y los helicópteros, no en enfrentamientos sino en entrenamientos.

La siniestralidad no se queda solo en los aviones, pues en agosto el buque patrullero oceánico “Warao”(PC-22) comprado a la empresa española Navantia, en ejercicios Venbras (Venezuela-Brasil) encalló en Brasil sufriendo daños severos. O sea, el asunto no es nada más con los aparatos que vuelan, sino que también encallamos los barcos en los ensayos. ¿Ustedes se imaginan el papelazo que jugaríamos en una confrontación bélica?

Bueno, ojalá todo esto se enderece y no tengamos que decir que la pava que anda por America Latina: nada, vuela y camina.

¿Navidades sin presos ni perseguidos?

Todo indica que habrá excarcelaciones en los próximos días. El gobierno tiene bien adelanto los preparativos para que algunos presos y perseguidos políticos recuperen su libertad. Ayer, en el programa de José Vicente Rangel, éste dejó ver que “en el ánimo de Chávez están dadas las condiciones para adoptar la medida”

Independientemente de cuáles sean las causas de esa especie de ablandamiento del corazón presidencial, la medida tenemos que celebrarla, pues esas personas que el régimen ha destruido física y moralmente, después de varios años de injusto encarcelamiento y exilio, pasarán estas navidades junto a sus familiares.

Conociendo al perverso régimen, pudiéramos pensar que la libertad de los presos se dará en pleno desarrollo de la campaña para elegir gobernadores, quién sabe si con ello cautiva a uno que otro desprevenido.

@pabloaure