África no quiere que Noruega pase frío: ésta es la campaña ficticia que arrasa en internet

África se vuelca en una campaña sin precedentes para llevar su calor a la remota Noruega, donde sus habitantes pasan frío día sí y día también.Radi-Aid quiere enviar miles de radiadores a los pobres noruegos para que no mueran de frío.

No es una movilización real, pero su vídeo ya ha conseguido llegar a más de un millón de personas en Youtube con su tema ’Africa for Norway’.

En el vídeo, un grupo de artistas se unen para llevar el calor africano a Noruega, donde la nieve y el frío gélido del norte afecta a toda la población. Durante la canción se enseñan varias imágenes que muestran el duro clima noruego en toda su crudeza, una situación que llamará la atención a todo aquel que no conozca la situación real de Noruega, pudiendo incluso sentir lástima por los escandinavos.

En el otro lado está África, soleada y cálida, donde pueden encontrar la ayuda necesaria para que los niños noruegos no mueran de frío mediante la recolección y el envío de cientos de radiadores listos para funcionar.

Esta campaña no se ha creado en África, sino en Noruega, donde varios miembros del ’Fondo de Asistencia Internacional de los Estudiantes y Académicos Noruegos’ quieren cambiar la percepción que los países ricos tienen de África, desterrando viejos estereotipos y centrándose en losproyectos de desarrollo que han supuestos cambios reales en la economía de todo el continente.

Los medios suelen mostrar la imagen más dura de África, enseñando duras escenas de pobreza, crimen, hambre o SIDA. Estas imágenes suelen funcionar para conseguir que la gente colabore a corto plazo, pero se desanima muy rápidamente al ver que su dinero y tiempo no cambia las cosas. El objetivo de Raid-Aid es cambiar esa percepción y mostrar el otro lado de la realidad.

“La verdad es que hay muchos desarrollos positivos en los países africanos, y queremos que esto se sepa. Necesitamos cambiar las explicaciones simplistas sobre los problemas de África. Necesitamos educarnos a nosotros mismos en estos asuntos tan complejos y centrarnos en cómo Occidente tiene un impacto negativo en el desarrollo de África. Si queremos manejar los problemas a los que se enfrenta el mundo necesitamos hacerlo basándonos en el conocimiento y el respeto”, explican en su web.