México tendrá un “apagón analógico”

El Gobierno de México emitió hoy el fallo sobre la adjudicación del contrato para el inicio del proceso conocido como “apagón analógico” en el país, y que se llevará a cabo en domicilios ubicados en la ciudad de Tijuana, estado noroccidental de Baja California.

La Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) realizó hoy ante las empresas participantes en el proceso de licitación una sesión en la que dio a conocer el fallo, que favorece a Teletec de México “toda vez que ofreció las mejores condiciones técnicas y económicas en este procedimiento”.

En un comunicado, el órgano regulador dependiente de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes precisó que recibió ocho propuestas técnicas y económicas de parte de empresas interesadas en ofrecer el servicio objeto de la licitación.

De las propuestas presentadas, tres fueron desechadas por insuficiencias técnicas y una más por haber intentado firmar su propuesta de manera electrónica fuera del plazo establecido en la convocatoria. Por tanto, únicamente fueron consideradas para la evaluación las propuestas económicas de cuatro empresas.

La Cofetel precisó que Teletec de México visitará los domicilios de Tijuana designados como “Hogares Objetivo” para conocer las condiciones bajo las cuales se recibe la señal de televisión.

En los hogares cuyo servicio depende de la televisión abierta y no reciben las señales de la Televisión Digital Terrestre (TDT) se instalará un decodificador y/o una antena para garantizar la recepción.

El proyecto asignado tiene por objeto generar las condiciones para lograr la terminación de las transmisiones analógicas el 16 de abril de 2013 en Tijuana, la primera ciudad en la que se realizará este proceso conocido como “apagón analógico”.

De acuerdo con la Comisión, la transición a la TDT “conlleva grandes ventajas al público, pues permite recibir señales gratuitas en alta definición, eliminar los problemas de calidad de la televisión analógica y recibir nuevas señales de programación mediante los mismos canales de transmisión, gracias a la multiprogramación, entre otros beneficios”.

“La TDT también permite la asignación de nuevos canales de transmisión y liberar porciones del espectro radioeléctrico para destinarlos a servicios de banda ancha, proceso que se conoce como el dividendo digital”, abundó.

Añadió que esta adjudicación “representa un importante paso en aras de lograr el apagón analógico de nuestro país el próximo 31 de diciembre de 2015, y con ello promover mejores servicios de banda ancha mediante la obtención de dividendos digitales”. EFE