Sidor paraliza área de Planchones por la falta de cal

Las causas del desabastecimiento de cal en la Siderúrgica del Orinoco no están claras. Una comisión de trabajadores exigió a la empresa aclarar la situación debido a que la tesis de la morosidad de la estatal con el proveedor de piedra caliza gana fuerza, informa Correo del Caroní.

Lo cierto, es que la planta de cal de la compañía está fuera de operaciones y ello ha obligado a recurrir a la dolomita como sustituto industrial, sin embargo este insumo genera un mayor consumo de electricidad y alarga los tiempos operativos. La Acería de Planchones fue paralizada este lunes en el primer turno para medir el impacto de la contingencia.

María Ramírez Cabello
[email protected]

Trabajadores de la acerías de Planchones y Palanquillas de la Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro (Sidor) estiman que la planta de cal tiene al menos una semana fuera de operaciones, con lo cual los inventarios del insumo se agotaron y la empresa tuvo que recurrir al uso de dolomita.

Este lunes, la Acería de Planchones fue detenida por completo por sus trabajadores en el primer turno para evaluar las condiciones en vista del déficit de cal. A las 3:00 de la tarde aproximadamente reiniciaron las operaciones.

En la reunión entre empleados de Planchones, delegados de prevención y la comisión paritaria se planteó un encuentro con la directora de Finanzas para saber de la raíz del problema. La falta de pago al proveedor de piedra caliza es la hipótesis que gana más fuerza.

El trabajador del área y ex director laboral, José Jiménez, confirmó la paralización momentánea de la Acería de Planchones y aseguró que las operaciones están en riesgo por el bajo stock de dolomita.

Fuentes de la industria señalaron que el 6 de diciembre llegará un buque de piedra caliza, con lo cual podrían reiniciar las operaciones de la planta de cal y reanudar el suministro de la materia prima a las acerías.

El delegado departamental, Carlos Ramírez, explicó que la dolomita cruda, como sustituto de la cal, implica un mayor consumo de energía eléctrica por colada “y los procesos duran mucho más, si antes una colada demoraba de 70 a 80 minutos, ahora tarda hasta 140 minutos y consumes 100 megavatios más”.

El trabajador de la Acería de Palanquillas, Bulmaro Ramos, destacó que en el área el uso de la dolomita “no está dando resultados”. Sin embargo, indicó que en esta acería el impacto es menor pues sólo un horno de fusión está en servicio.

Fallas en horno
El presidente del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Siderúrgica y sus Similares (Sutiss), José Luis Hernández, reconoció que en los últimos cuatro años la factoría ha mantenido deudas con los proveedores.

“En los últimos tres meses no entendemos por qué estos proveedores, que se han enriquecido con Sidor, ponen como condición para despachar los materiales el pago completo de la deuda acumulada (…) eso es saboteo, juegan al fracaso de Sidor”, opinó Hernández.

A la par de las deudas que han afectado el suministro de las materias primas para la producción de cal, el dirigente señaló que en los últimos tres meses las operaciones de la planta de cal han mermado “por fallas en los equipos de uno de los hornos, se están haciendo arreglos y se han sustituido equipos en malas condiciones”.

Producción accidentada

La producción de acero líquido de la estatal ha tenido que lidiar en noviembre con tres situaciones adversas. En primer lugar, el paro de los transportistas que acentuó el ausentismo laboral en las áreas de trabajo; el paro por el retraso en el pago de las utilidades por al menos 40 horas; las fallas de los comedores y, ahora, la insuficiencia de cal.

Entre enero y octubre del 2012 se han producido 1,5 millones de toneladas de acero, de una meta al cierre del 2012 de 2,7 millones de toneladas.