Boria aseguró que dejará el nombre de Venezuela en alto como alcalde en Florida

Luigi Boria y su esposa Graciela celebran el martes con sus seguidores tras ganar la segunda vuelta de las elecciones para la alcaldía de Doral. Pedro Portal / EL Nuevo Herald

El primer venezolano en ganar un cargo de elección popular en Florida, Luigi Boria, manifestó su satisfacción al compartir su triunfo con los venezolanos. Aseguró que desempeñará un excelente papel como alcalde para colocar en alto el nombre de nuestro país.

De igual manera, instó a los venezolanos que tienen vida política en Estados Unidos a no desanimarse para competir por un cargo de esta naturaleza por se extranjero.

Boria es un empresario que también se desempeña como ministro de una iglesia cristiana, y ganó la segunda vuelta de las elecciones de la ciudad de Doral.

Doral, también conocida como “Pequeña Venezuela”, es una ciudad vecina a Miami donde residen 46.000 personas, 79% de origen hispano. La comunidad venezolana del sur de Florida ha escogido a esta ciudad como una de sus preferidas para residir.

Localizada en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Miami, Doral ocupa un área de unas 15 millas cuadradas, hacia el oeste de Miami.

Boria, quien reside en la misma casa de Doral desde que en 1989 se mudó desde su natal Caracas, dijo que no tiene aspiraciones políticas más allá de la ciudad.

Antes de llegar a la alcaldía, se desempeñó durante dos años como legislador de Doral. Ahora su prioridad es poner en marcha lo prometido en la campaña: crear más parques, construir vías para bicicletas, ampliar algunas calles, reactivar la economía y crear más empleos, dijo.

Boria, de 54 años, tendría una fortuna de unos 24 millones de dólares de acuerdo con el diario El Nuevo Herald. Para su campaña desembolsó de su propio bolsillo poco más de 400.000 dólares, de un total de 552.000 recaudados, según registros públicos citados por el matutino.