Thaelman Urgelles: 11 píldoras y una certeza sobre la nueva recaída

1. Ayer decíamos que las poco claras ausencias del presidente se estaban sintiendo poco en la vida nacional. Pocas horas después, el anuncio de un nuevo permiso de la AN para ausentarse indefinidamente a Cuba para recibir nuevos tratamientos, reposiciona al personaje en el centro del espacio político.

2. No faltarán los cultores de rocambolescas teorías conspirativas para afirmar que esa es precisamente la jugada, que “se simula este nueva recaída y tratamiento para recuperar el protagonismo sin el cual él no puede vivir”.

3. De hoy en adelante, toda la agenda política va a girar en torno la recaída y hasta el proceso electoral regional va a quedar subordinado a los vaivenes informativos e imaginarios sobre el estado de salud del presidente.

4. ¿Cuáles serán las consecuencias de este repentino, aunque por muchos vaticinado, giro dramático de la montaña rusa en la que estamos montados? La pregunta sólo conduce a numerosas interrogantes y apenas a una certeza. Aventuraré algunas de las preguntas y luego la solitaria afirmación.

5. ¿Será capaz el régimen de dar a esta recaída un nuevo vuelco favorable hacia su proyecto electoral, tal como lo alcanzó en la campaña presidencial?

6. De hecho hoy mismo comenzaron a intentarlo, cuando la lectura de la solicitud de permiso ante la AN fue disfrazada de júbilo popular, mediante una cuidadosa puesta en escena en la que la voz de Cabello leyendo la carta era ilustrada por las imágenes de “un pueblo” sonriente y clamoroso. Diosdado casi cantaba el texto mientras “las masas” casi aplaudían cada estrofa… digo, párrafo.

7. ¿Serán capaces de transferir esta reciclada “Misión Lástima” en favor de sus candidatos a gobernadores? Tendrían que lograr similares resultados a los obtenidos con el mensaje “nuestro líder está enfermo y necesita de tu solidaridad, dale otra oportunidad votando por él”. ¿Será lo mismo decir: “nuestro líder está enfermo y necesita tu solidaridad, vota por Aristóbulo… o por El Aisami… o por Reyes Reyes?

8. ¿Cómo afectará este giro de la realidad a la estrategia de los candidatos chavistas de pedir el voto en las regiones “porque si yo gano Chávez nos enviará más recursos”? No estando previsiblemente el “gran dador”, ¿se caerá esta oferta?

9. ¿Serán capaces de evitar que en la mente de los venezolanos, especialmente de sus votantes recientes, se produzca la conclusión lógica de que Chávez estuvo mintiéndoles durante la pasada campaña electoral, al decirles que estaba curado del todo y listo para gobernar 6 años más?

10. ¿Y será capaz la oposición de promover la anterior conclusión sin caer en la imagen de aprovechamiento desleal del dolor ajeno?

11. ¿Cómo será de grave la recaída que, ante todas las incertidumbres planteadas sobre sus graves consecuencias, no pudieron seguir ocultando lo que era un creciente rumor desde hace varias semanas?

12. La certeza es la siguiente: si la ausencia absoluta se produce luego del 10 de enero asumirá Nicolás Maduro por varios meses, mientras se convocan y realizan nuevas elecciones; pero si se produce antes, asumirá Diosdado Cabello en las mismas condiciones. Notable diferencia, ¿eh? Sobre todo para cada uno de ellos y para los grupos de poder que representan. Así que la confrontación que se avecina será a cuchillo, como en los coliseos de Uribana. Escoja cada quien su palco.

 

@TUrgelles