Thaelman Urgelles: Colombia se suma a la diplomacia de facto

La decisión del gobierno colombiano de retirarse del Pacto de Bogotá, librándose con ello de la responsabilidad de acatar obligatoriamente las decisiones de la Corte Internacional de Justicia, es un nuevo paso en la conformación de una “diplomacia de hecho”, mediante la cual las naciones sólo reconocen la jusrisdicción y decisiones de los organismos internacionales cuando resultan favorables a sus intereses. Cuando tales decisiones o la supervisión de dichos organismos les resultan inconvenientes, sencillamente “botan tierrita y no juegan más” en esos escenarios.

Estando tan cerca del retiro de Venezuela de la Comisión y la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, estas últimas por motivos menos honorables, el paso colombiano provee un importante respaldo a la negativa venezolana de admitir la veeduría de dichos organismos continentales en cuanto al respeto humanitario en nuestro país. Esta tarde las redes sociales estuvieron llenas de mensajes de partidarios del gobierno, regocijándose de la decisión del presidente Santos, por todo lo que contiene de sustento para los designios “soberanistas” de Chávez.

Lo cierto es que en los tiempos que vivimos, necesitados como nunca de una red internacional de defensa de la convivencia pacífica, derechos humanos y de juridicidad en materia de contenciosos geopolíticos o económicos, son cada vez más los estados que colocan sus intereses particulares por encima de la comunidad internacional. La propia superpotencia Estados Unidos, Rusia y muy frecuentemente el neo-gigante chino, marchan a la vanguardia en la negativa de suscribir importantes pactos regulatorios de las relaciones comerciales, derechos humanos y protección del medio ambiente.

Qué quedará para los países menos importantes y más sometidos a conflictos internos y externos, en particular aquellos que como el nuestro están regidos por gobiernos que no se sienten nada cómodos en el contexto de la observación internacional sobre sus poco transparentes desempeños.

@Turgelles