Unasur evaluó situación de Paraguay y apoyó negociaciones de paz de Colombia

EFE

La VI cumbre de mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) evaluó hoy la situación de Paraguay y su eventual retorno al grupo y expresó su apoyo a las negociaciones de paz entre Colombia y la guerrilla de las Farc.

Los mandatarios de la Unasur escucharon el informe del grupo especial creado para seguir la situación en Paraguay, suspendido del organismo hace cinco meses, tras la destitución del entonces presidente Fernando Lugo, según explicó el mandatario peruano, Ollanta Humala, al cierre del evento.

“Se ha intercambiado informaciones y esperamos que el proceso (electoral) que se llevará a cabo próximamente sirva para su incorporación a la comunidad suramericana de naciones”, dijo Humala.

En la cumbre participaron los jefes de Estado de Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Uruguay, 7 de los 12 países miembros del grupo.

El gobernante paraguayo, Federico Franco, no fue invitado a la reunión por la suspensión aplicada a su país.

Tampoco asistieron, por otros motivos, los presidentes de Venezuela, Hugo Chavez; de Brasil, Dilma Rousseff; de Bolivia, Evo Morales, y de Argentina, Cristina Fernández.

Durante la cumbre, los mandatarios expresaron su apoyo irrestricto a las negociaciones de paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

La declaración indicó que se vive “una oportunidad histórica, favorecida por un ambiente de cooperación y diálogo que prima en la región” y que el éxito del proceso de paz “tendrá un significado de amplio alcance para Colombia y el continente”.

Santos agradeció el apoyo a este proceso y garantizó transparencia y comunicación constante con sus colegas, para informales sobre este proceso.

El mandatario colombiano informó, además, que mañana viajará para asistir a la toma de mando de Enrique Peña Nieto en México, donde espera reunirse con su homólogo de Nicaragua, Daniel Ortega, para tratar “de la forma más civilizada” sobre el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que cambió la frontera marítima entre los dos países.

“Lo que el pueblo colombiano tiene que tener muy claro es que no vamos a ahorrar ningún esfuerzo para lograr ese objetivo de restablecer los derechos de todos los colombianos -derechos individuales, derechos constitucionales- que este fallo vulneró”, afirmó Santos.

El gobernante explicó que aún existen varias instancias jurídicas internacionales para defender la posición colombiana y señaló que los utilizará todos.

También durante la cumbre, los presidentes de Perú y Chile expresaron en una declaración conjunta que acatarán el fallo de la Corte de La Haya en el litigio sobre su delimitación marítima, que se emitirá el próximo año.

“Expresamos nuestro respeto a lo que es el orden jurídico internacional, en este caso la Corte Internacional de Justicia de La Haya, y que acataremos y ejecutaremos la sentencia que defina las diferencias que hoy día estamos llevando a esta corte internacional”, dijo Humala acompañado por Sebastián Piñera.

Piñera añadió que “Chile tiene confianza y tranquilidad en la posición que defiende ante La Haya”, pero consideró que “es importante que tanto el pueblo peruano como el chileno” tengan “tranquilidad, madurez y sabiduría para enfrentar las etapas que vienen”.

El comienzo de la etapa oral del proceso, el próximo lunes, ha concitado gran expectación en ambos países y la ratificación de sus Gobiernos de que acatarán la sentencia que emita la CIJ a mediados del próximo año.

Los mandatarios de la Unasur aprobaron además en Lima llevar a cabo 31 proyectos de integración por 17.000 millones de dólares que buscan mejorar la conexión en zonas rurales y de fronteras de América del Sur. EFE