Benedicto XVI pide defender los derechos de personas con discapacidad

ARCHIVO

El papa Benedicto XVI exhortó hoy a los gobernantes de todo el planeta a que defiendan los derechos y garanticen la plena inclusión social de las personas con discapacidad física y psíquica.
Tras el habitual rezo del Ángelus dominical desde la plaza de San Pedro de la Ciudad del Vaticano, el pontífice quiso acordarse de los minusválidos, aprovechando que mañana se celebra el Día Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

“Toda persona, aun con sus límites físicos y psíquicos, incluso graves, siempre tiene un valor inestimable y como tal tiene que ser considerada”, afirmó Benedicto XVI en un domingo nublado en el Vaticano.

“Animo a las comunidades eclesiásticas a estar atentas y ser acogedoras con estos hermanos y hermanas -añadió-. Exhorto a los legisladores y a los gobernantes a que protejan a las personas con discapacidad y a que promuevan su plena participación en la vida de la sociedad”.

El pontífice dedicó sus palabras introductorias del rezo del Ángelus al tiempo del Adviento, situado en el calendario católico durante las cuatro semanas anteriores a la Navidad y cuyo primer domingo se celebra hoy.

“La palabra adviento significa ‘venida’ o ‘presencia’. En el mundo antiguo indicaba la visita del rey o del emperador a una provincia; en el lenguaje cristiano está referida a la venida de Dios, a su presencia en el mundo”, dijo Benedicto XVI.

“En medio de los desórdenes del mundo, o de los desiertos de la indiferencia y el materialismo, los cristianos acogen de Dios la salvación y la testimonian con un modo distinto de vivir, como una ciudad sobre un monte”, agregó el obispo de Roma, quien especificó que ese modo de vivir es con “sobriedad y rezo”.

Ya en castellano, el papa saludó “cordialmente” a los peregrinos de lengua española desplazados hasta la Plaza de San Pedro del Vaticano o que siguieron en directo el rezo del Ángelus desde cualquier medio de comunicación.

“Abrimos hoy el Adviento, que nos trae a la memoria la doble venida de Jesús: la primera, que se reveló en la realidad de la carne, y la segunda, que se manifestará al final de los tiempos”, afirmó en castellano.

“Que al comenzar este tiempo -como se ora en la liturgia- el Señor avive en nosotros el deseo de salir a su encuentro, acompañados por las buenas obras y así un día merezcamos poseer el reino eterno. Que la Virgen María, que esperó a su divino hijo con inefable amor de madre, nos acompañe y guíe para alcanzar nuestros anhelos”, continuó.

El papa recordó además que este domingo en la India se proclama beato a Devasahayam Pillai, un fiel secular indio que vivió en el siglo XVIII y que se convirtió del hinduismo al catolicismo. EFE