¡Splash! Sexo bajo el agua (Tips)

La sensación de la piel con el agua es muy sensual, las caricias se intensifican y aumenta la excitación en ambos.

Además, tener relaciones sexuales en el agua puede resultar totalmente divertido.

Existen varias preocupaciones de si el cloro de una piscina o la sal del mar pueden hacer daño a la vagina o al pene, pero no hay de qué preocuparse, no presenta riesgos. Lo que sí puede llegar a pasar es que resulte incómodo e incluso doloroso si no se hace correctamente, ya que bajo el agua no se tiene la misma estabilidad.

A tomar en cuenta

• Coloquen el condón fuera del agua, ya que ponerlo correctamente mientras se encuentran sumergidos puede ser arriesgado.
• Durante la penetración alguno de los dos debe sostener la base del condón, pues el agua puede hacer que se resbale y se salga.
• Los aceites bronceadores pueden dañar la integridad del condón, así que nada de untarle bronceador en la espalda y luego tocar el condón. Habrá que lavarse las manos primero.
• Utilicen un lubricante para agua.
• Si lo hacen en una alberca lo más recomendable es que uno de los dos esté bien recargado contra la pared para que la penetración sea más estable y ninguno salga lastimado. ¿Hay escalerillas? ¡Mejor aún! Te puedes sentar sobre él y después recostarte en el agua.
• Si ya sienten que dominan el movimiento del agua, pónganse más intrépidos y que te cargue mientras lo hacen.
• No duden en utilizar algo de utilería: una llanta enorme para que se sienten en ella, una pelota de playa para que te pongas en el estómago y lo hagan contigo boca abajo, etc.

Con información de Vaintitantos