Lindsay Lohan quiere seguir siendo “mala conducta”

Foto: Archivo

Texto: laverdad.com

Los amigos más cercanos de la actriz están animándola a que inicie un tratamiento de desintoxicación, lo que además jugaría a su favor frente al juez que lleva sus causas. Sin embargo, la artista se niega y dice que no la necesita.

Primero fue su padre el que pidió a Lindsay Lohan que buscara ayuda después de conocerse que bebe dos botellas de vodka al día y ahora son sus amigos los que han tenido que intervenir. Tras el incidente en que acabó detenida por una pelea en una discoteca de Nueva York, parece que Lindsay ha intentado ahogar sus penas en el alcohol.

Según el portal estadounidense ‘TMZ‘, los amigos más cercanos a Lohan están animándola a que inicie un tratamiento de desintoxicación, lo que además jugaría a su favor frente al juez que lleva sus causas. Sin embargo, la actriz se niega y defiende que ha rodado tres películas recientemente como prueba de que no tiene un problema con la bebida.

Para leer la nota completa pulsa aquí.