Inflación se aceleró en noviembre a 2,3%

La inflación en Venezuela registró en noviembre su mayor variación intermensual en más de un año al situarse en un 2,3 por ciento, impulsada por el aumento de precios de los alimentos y bebidas alcohólicas, dijo el martes el Banco Central, reseña Reuters.

El avance del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) reportado para noviembre -el mayor desde julio de 2011, cuando la inflación se situó en 2,7 por ciento- fue superior al 1,7 por ciento que anotó la inflación en octubre y similar al mismo mes del 2011, cuando se ubicó en un 2,2 por ciento.

La tasa acumulada al décimo primer mes del año fue de 16 por ciento, frente al 25,4 por ciento del mismo lapso del 2011, mientras que la anualizada alcanzó un 18 por ciento, sustancialmente menor al 27,6 por ciento del período previo.

Los rubros que más subieron fueron el de “bebidas alcohólicas y tabaco”, con una variación del 4,9 por ciento y “alimentos y bebidas no alcohólicas” con un salto de 3,2 por ciento, seguidos por “esparcimiento y cultura” y “vestido y calzado”, ambos con variaciones del 2,3 por ciento.

La ingente llegada de bienes importados, su atasco en los puertos nacionales en las últimas semanas y el cambio de inventarios comerciales antes de la temporada navideña, ejercieron presión sobre los precios del país petrolero que depende de las importaciones para mantenerse abastecido.

El Gobierno ha dicho que está acelerando desde inicios de noviembre la entrada de bienes esenciales y de consumo para las fiestas, lo que incidió en los precios pero contribuyó a incrementar el nivel de abastecimiento de los anaqueles, que en el mes de octubre había caído a mínimos del año.

“El indicador de escasez mejoró significativamente, al disminuir de 16,1 por ciento en octubre a 14,6 por ciento en noviembre”, dijo el ente emisor en su comunicado.

En el tercer trimestre las importaciones de bienes se aceleraron un 17 por ciento, promovidas principalmente por el sector público para satisfacer la creciente demanda interna, hasta 13.940 millones de dólares y se espera que Venezuela logre un récord este año cercano a los 50.000 millones de dólares en compras externas.

Venezuela cerró el 2011 con una inflación del 27,6 por ciento, la mayor del continente y una de las más altas del mundo.

Este año espera concluir el ejercicio con una variación cercana al 18 por ciento, que aunque cumpliría con creces las metas del Gobierno aún se mantendría como una de las mayores tasas inflacionarias del continente.

Mientras, los funcionarios del gobierno de Hugo Chávez esperan seguir combatiendo la inflación en el 2013 hasta llevarla a niveles cercanos al 15 por ciento mediante un complicado sistema de regulaciones y una ley que regula las ganancias y precios de toda la cadena de comercialización.

Analistas han dicho que Venezuela se tendrá que someter a un ajuste de sus gastos y a una posible devaluación de la moneda, luego de una colosal inyección preelectoral de recursos públicos a la economía.

Pero cualquier anuncio muy probablemente quedará en espera hasta el retorno de Chávez, quien se encuentra desde la semana pasada en La Habana sometiéndose a una terapia complementaria mientras convalece del cáncer que se le diagnosticó en el 2011, y hasta después de los comicios regionales del 16 de diciembre.

El tipo de cambio oficial venezolano de 4,3 bolívares por dólar, un nivel altamente sobrevalorado, está bajo presión ante la ralentización de sus liquidaciones y la caída de la asignación de divisas a través de un sistema secundario oficial que vende dólares a 5,3 bolívares.

Adicionalmente, el dólar en el mercado negro, que el Gobierno considera que no incide sobre los precios internos pero que importadores y firmas económicas dicen sustenta al menos el 15 por ciento de las compras, sigue acelerando su cotización hasta niveles que cuadriplican el dólar oficial.

La economía venezolana creció un 5,2 por ciento en el tercer trimestre, con lo que se encamina a superar la meta de 5 por ciento anotada en el presupuesto nacional para el 2012.