La hiperémesis gravídica, una forma severa de náuseas y vómitos

(foto archivo)

La hiperémesis gravídica que sufre la duquesa de Cambridge es una forma severa de náuseas y vómitos continuos, que afecta a algunas mujeres generalmente durante el primer trimestre del embarazo.

Las náuseas y vómitos pueden afectar a alrededor de un 30% de las mujeres embarazadas durante los primeros meses de gestación, según el Colegio Real de Ginecólogos y Obstetras británico.

Se cree que la causa probable de estos males, que pueden ocurrir de día o de noche, son los cambios hormonales.

Alrededor de una de cada 200 mujeres embarazadas está aquejada de una forma más severa, conocida como hiperémesis gravídica, según el Servicio Nacional de Salud (NHS) público británico.

“Los síntomas pueden incluir vómitos persistentes, deshidratación, cansancio y mareos”, indicó la obstetra y portavoz del Royal College Daghni Rajasingam.

Algunos casos severos pueden requerir una hospitalización para tratar una deshidratación por vía intravenosa durante unos días, explicó.

“La dolencia generalmente remite a la 12ª semana de embarazo, y con un diagnóstico temprano y un tratamiento no hay razón de que no se pueda esperar un embarazo sano”, agregó.

Un estudio encontró que en los casos severos, las náuseas y vómitos del embarazo pueden afectar profundamente la calidad de vida de la mujer, causándole “sentimientos depresivos, dificultades con su pareja y preocupación por la vida del bebé”.

Pero hay muchas opciones médicas “seguras y eficaces” para tratarlas, incluidos los antihistamínicos y, en pequeñas dosis, con vitamina B, según el Colegio Real. AFP