Magallanes a dos juegos de los Leones

 

Rivera anotó una carrera y remolcó otra para liderar la ofensiva turca en el triunfo 2×1 sobre Cardenales.

Juan Rivera anotó una en el primer inning y luego remolcó otra en el sexto que rompió el empate, Carlos Zambrano y cinco relevistas diseminaron cinco hits y cinco boletos ponchando a nueve bateadores, y los Navegantes derrotaron 2×1 a los Cardenales para quedar solos en el segundo lugar a dos juegos de los Leones.

“Pude completar el número de pitcheos y ayudar al equipo. Aunque estuve regado al principio, la experiencia te permite salir de los problemas con el paso de los innings”, dijo el oriundo de Puerto Cabello. “Mi sinker estuvo trabajando bastante bien, eso me permitió sacar a peloteros de peligro”.

Los filibusteros abrieron la pizarra luego de dos outs en el mismo primer inning  uniendo un doble de Rivera con un sencillo impulsor de Carlos Maldonado que puso el juego 1×0.

Los pájaros rojos empataron las acciones en el tercer episodio.  Jesús Solórzano abrió embasándose por error del antesalista, Alcides Escobar fue golpeado, Paolo Orlando se embasó por jugada de selección que puso out al corredor en tercera, un wildpitch colocó a los dos corredores en posición anotadora, Luis Jiménez recibió boleto intencional que llenó las almohadillas, y José López  empató el partido con un elevado de sacrificio.

En el sexto, Darwin Pérez, José Altuve y Juan Rivera batearon sencillos consecutivos que pusieron las cifras finales al triunfo 2×1 de los valencianos.

Los mejores de la nave fueron Rivera (3-2, anotada, empujada), Maldonado (4-1, empujada) y Pérez (4-1, anotada). Los mejores de Lara fueron Luis Valbuena (2-2, dos boletos) y Orlando (5-2).

Zambrano fue el ganador al permitir apenas dos hits y una carrera sucia en cinco buenas entradas con tres boletos y cinco ponches. Juan Rincón, el quinto relevista de la nave, se acreditó el salvado con un ponche en una entrada perfecta. Brian Sweeney fue el derrotado al permitir cinco hits y dos carreras en cinco entradas con un boleto y dos ponches.

 

Por Boris Mizrahi.